viernes, 2 de junio de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia LIV - Embaucador a Palos



I - La Organización

La Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Pseudocientíficas ( APETP ) es una organización española que se presenta como:

"Somos un grupo de personas preocupadas por el auge de las terapias pseudocientíficas y del daño que están haciendo a la salud pública, aprovechándose de la falta de cultura científica en la mayor parte de la población."

Y aclaran

"Queremos dejar claro que nosotros ni estamos en contra de terapias naturales de resultados demostrados científicamente ni de los médicos naturistas que las apliquen. Siempre que asuman que ante determinadas patologías, sino hay mas remedio que aplicar tratamientos agresivos como por ejemplo la quimioterapia, se apliquen. Sin fanatismos."

Por supuesto que el pronunciarse contra los que se aprovechan de la ignorancia y hacer un llamado a evitar el fanatismo suena una posición de lo más razonable.

Para tal efecto, el sitio web de esta organización presenta una lista de terapias calificadas como seudocientíficas, la mitad de ellas con textos explicativos, entre las cuales está la homeopatía.

El autor de el texto sobre la homeopatía es Félix León García, que en el mismo texto se declara como "graduado en Ciencias Químicas por la Universidad de Sevilla, máster de Estudios Avanzados en Química y doctorando en el Instituto de Investigaciones Químicas Isla de la Cartuja, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)".

Con tales pretensiones y como en muchos casos analizados en este blog, uno supondría que tanto León García como la APETP deberían ser fuentes, si bien críticas, con sólidos fundamentos en los aspectos objetivos de la discusión sobre las terapias ennumeradas y en específico sobre la homeopatía, la más conocida y popular de todas ellas.

En las siguientes secciones veremos cómo se relacionan tales presunciones con la realidad.


II - ¿Para Qué Aplazar Lo Inevitable?

Comienza León García:

"La homeopatía es una medicina alternativa creada por el alemán Samuel Hahnemann en 1796. Se clasifica como una pseudoterapia puesto que no ha sido capaz de demostrar su efectividad en ningún ensayo científico riguroso, y a pesar del rechazo de la comunidad científica, la homeopatía cuenta con un gran número de seguidores."

Como en la inmensa mayoría de los textos de este corte, encontramos que la conclusión antecede al planteamiento y los datos, y el autor apenas pierde tiempo antes de dirigir a los lectores hacia el mensaje fundamental: la homeopatía no funciona y eso está probado por la ciencia.

Una vez que el público ha recibido una conclusión categórica y firme, León García da baños de pureza para que su público objetivo no vaya a creer que se le está induciendo a nada:

"En este artículo se presentarán los principios en los que se basa esta pseudociencia, analizados de forma objetiva desde un punto de vista bioquímico, dando la oportunidad al lector de valorar la validez de esta práctica tan extendida."

Aunque este ordenamiento pudiera parecer un detalle menor, el hecho de que este modelo es seguido al pie de la letra por la totalidad de los embaucadores seudo-escépticos augura muy malas cosas sobre la fundamentación de León García y su "análisis".


III - ¿Haehl Quién?

Dice León García:

"Comenzaremos por el primer postulado, “lo similar cura a lo similar”...Este simple postulado pareció convencer a un gran número de personas y Hahnemann comenzó entonces una serie de ensayos, en los que hacía ingerir a los sujetos sanos distintas sustancias de naturaleza muy variada; extractos vegetales, animales, venenos naturales, metales… fueron algunas de las sustancias probadas en humanos"

Compárese lo anterior con la cita ( ofrecida en este artículo ) del libro de Richard Haehl, el más notorio historiador de la obra de Hahnemann:

sábado, 13 de mayo de 2017

La Feligresía de la Ciencia XXVIII - Saulo de Cuarzo


En esta serie he presentado casi una treintena de casos de seudo-escépticos de tropa y sus intentos por difundir su religión, mostrándose generalmente invulnerables a la razón y el sentido común.

Pero ¿qué sucede cuando las circunstancias obligan a un seudo-escéptico a toparse de manos a boca con la realidad? En este artículo analizaré el caso definitivo.


I - ¿El Camino De Damasco?

En su artículo Cuando la homeopatía funciona: carta abierta al laboratorio Heel, el seudo-escéptico chileno Daniel Durán, ingeniero y miembro de la Asociación Escéptica de Chile ( AECH ), dice lo impensable:

"Puede que este sea mi último post en el blog de la AECH. Después de mucho creer que nunca diría esto, descubrí que hay un medicamento 'homeopático' que sí funciona."

Y luego abunda:

"Nuestra doctora de cabecera nos recomendó para mi familia un medicamento, indicando que “era homeopático y que funcionaba bien”. Uhm, ¿homeopático y que funciona? No me pareció muy probable, la verdad. Por lo general, la homeopatía falla en pruebas controladas y nunca es significativamente mejor que el placebo, pero decidí investigar en la red para saber qué estudios había de este “medicamento”.

Imaginaba que iba a encontrar, como siempre, afirmaciones sólo testimoniales sin datos duros, pero me equivoqué. Efectivamente, encontré que hay estudios científicos que se ven bastante serios y que apuntan a que ese medicamento sí funciona y que sí hace lo que promete."

Hay que tener en cuenta que la AECH no es un grupo de infiltrados sino una auténtica asociación de seudo-escépticos, celosos donde los haya. Prueba de ello es que no sólo gastan el logo de ARP-SAPC en su sitio sino que publican textos que nada envidian en ignorancia y fanatismo a los de otras latitudes, dos de los cuales ya he analizado en esta serie ( y pueden consultarse en este tema ).

Entonces ¿cómo es que uno de estos fanáticos de la ignorancia ha llegado no sólo a pensar sino a publicar semejante cosa?

Se pueden leer entre líneas algunos indicios:

- Durán no habla de un medicamento cualquiera en forma abstracta sino de una indicación "para mi familia" y hace referencia de aplicación en bebés. Entonces es fácil suponer que todo el asunto gira en torno a la enfermedad de su propio hijo.

- Tomado del cogote y ante la probable alternativa de dañar a su hijo de por vida con las sustancias extremadamente agresivas que se usan para combatir el virus sincicial ( como la ribavirina, ciertos corticoides o broncodilatadores adrenérgicos como el salbutamol ), cosas que nadie con un poco de responsabilidad le daría a un niño pequeño, Durán tuvo que ponerse a investigar en lugar de simplemente repetir los dogmas del evangelio seudo-escéptico.

- Una vez forzado a analizar  en serio los estudios sobre un medicamento, Durán descubre que al menos esta investigación homeopática no es tan ridícula como sus mentores afirman. Recordemos que Steven Novella ( como se cita en este artículo ) dice:

"La investigación de la memoria del agua es toda de terrible calidad, sólo buscando ruido."

Pero sólo ha habido un Saulo de Tarso, como podrá observarse en las secciones siguientes.


II - Lo Que Natura No Dá, Damasco Non Presta

sábado, 6 de mayo de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia LIII - Lucifer II



I - El Antecedente

Como se recordará, en este artículo hice un análisis del texto escrito por W. Luis Mochán, Enrique Castro Camus y Bernardo Mendoza Santoyo, y contrasté sus afirmaciones con lo correspondiente para mostrar la verdadera naturaleza de su posición.

Demostré que Mochán y Cía mentían al pretender que la medicina de principios del siglo XIX era científica, mentían al presentar la medicina actual como estrictamente científica, mentían al presentar a Randi y su organización como origen de un criterio científico a considerar, y llegaban al extremo de falsificar lo que una de sus referencias científicas dice realmente para engañar al público.

Es difícil argumentar algo a favor de una muestra tan conspicua de mentira y simulación, pero hay un nuevo indicio que vuelve esto innecesario, como se verá en las secciones siguientes.


II - La Ciencia Está Para Hablar, No Para Escuchar

Como puede verificarse, la página con el texto de Mochán y Cía tiene el aspecto que se muestra a continuación. Nótese que actualmente tiene cero comentarios ( la fecha de la consulta aparece en la esquina superior derecha ).


 Compárese con el aspecto de la página el 14 de enero, que se muestra a continuación.



Como se puede observar, el texto tenía entonces catorce comentarios, que desaparecieron misteriosa e inexplicadamente de un artículo de tres doctorados que truenan contra la charlatanería.

martes, 2 de mayo de 2017

La Feligresía de la Ciencia XVII - Defensora del Establishment



I - La Defensora del Lector

Milagros Pérez Oliva es la defensora del lector del diario español El País.

Según su perfil en el diario español El País, es Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Entre su experiencia previa se cita ser redactora jefe de biomedicina y del Suplemento de Salud de El País y redactora del área de Sociedad, especializada en temas de biomedicina y salud. Actualmente es miembro del Comité de Bioética de Catalunya.

Ha recibido el Premio de la Asociación de la Prensa de Aragón 2008 a “la trayectoria humana y profesional", el Premio Nacional de Cultura, en la modalidad de Periodismo, de la Generalitat de Catalunya y el Premio Sociedad Española de Medicina General.

Como en todos los casos analizados en este blog, uno supondría que una profesional de ese nivel y esas credenciales sería una referencia sólida y confiable, cuyas afirmaciones tendrían un buen sustento.


II - Si Les Vendimos a "Lengua de Serpiente", Esto Es Pan Comido

En su artículo La homeopatía, el horóscopo y la cultura científica, Pérez Oliva aborda el tema fundamental ( la homeopatía ) de la forma fundamental ( comparararla con cosas ridículas ):

"Casi un 15% de los españoles cree en lo que pronostican los horóscopos, un 22% cree en fenómenos paranormales y casi un 13% en los curanderos. Que haya gente que dé alguna credibilidad a esas patrañas o que todavía haya un 11% que crea que el sol gira alrededor de la Tierra resulta lamentable, pero no deja de ser un fenómeno residual muy relacionado con edades altas y niveles bajos de educación y cultura. Pero que el 52,7% de los españoles crea que la homeopatía es efectiva para curar enfermedades, cuando no hay ningún estudio científico que lo haya demostrado, es harina de otro costal."

Como cualquier lector de este blog sabe, es difícil encontrar un texto de ataque a la homeopatía que no inicie ( y continúe ) con argumentos puramente emocionales mientras pretende ser científico.

Ejemplo arquetípico de ello es Arturo Quirantes, que se hace llamar "El Profe de Física" y empieza su "análisis" de la investigación Klein-Wolf con estas cientifiquísimas palabras:

"Ha pasado otra vez: los homeópatas intentan demostrar que su creencia tiene bases físicas.

Hartos de que les discutan la validez de la homeopatía en ensayos clínicos, han vuelto a las bases y han publicado un artículo en la revista Complementary Therapies in Medicine."

aunque Sabine Klein y Ursula Wolf no sean homeópatas, ni haya noticia de que su motivación para realizar esta investigación fuera que estén hartas de nada.

El que Pérez Oliva inicie de esta forma es un muy mal augurio de lo que viene y que queda plenamente confirmado en las secciones siguientes.


III - Obvio Que Creerán a El País Y No A Un Primo De Merkel

Dice la defensora del lector Pérez Oliva:

"De hecho, uno de cada tres españoles afirma haber tomado productos homeopáticos y una parte significativa está dispuesta a gastar cantidades de dinero nada despreciables en unas bolitas mágicas que, cuando se han analizado, lo único que se ha encontrado es agua, glucosa y lactosa."

Compárese esto con la explicación ( citada en este artículo ) de Edzard Ernst, quizá la mayor figura del combate a la homeopatía en el lado de los profesionales acreditados :

"Y ese es el punto: los remedios homeopáticos más allá de la potencia C12 no contienen nada, las menos diluídas contienen de poco a muy poco, y las potencias D1 están apenas diluídas y por ello contienen cantidades sustanciales de ingredientes activos."

lunes, 6 de marzo de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia LII - Mala (con)Ciencia


I - La Figura

Según su entrada en la Wikipedia, Ben Michael Goldacre es un médico y escritor británico. Hasta marzo de 2015, era Investigador Titular mayor del Centro Para Medicina Basada en Evidencia, parte del Departamento Nuffield de Ciencias de la Salud de Cuidado Primario de la Universidad de Oxford.

Pero su actividad más conocida es la de detractor de las llamadas terapias alternativas, y especialmente de la más popular de ellas: la homeopatía. Su libro Bad Science ( Mala Ciencia ) es una recopilación de sus escritos en la columna del mismo nombre publicada en el periódico The Guardian hasta noviembre de 2011.

La relevancia de Goldacre viene de ser utilizado como referencia por muchos seudo-escépticos difusores del negacionismo homeopático. Por ejemplo el doctorado Alfredo Caro Maldonado que en este artículo es citado diciendo:

"Muchas de las ideas vienen del libro "Mala ciencia" de Ben Goldacre, por lo que si algo no está referenciado es porque el dato lo he sacado de ahí."

Otro que enseña a referenciar a Goldacre es el seudo-escéptico español Fernando Frías, que en este artículo dice:

"Claro que, bien mirado, predicar una modalidad de lo que Ben Goldacre llama “medicina basada en la magia” no está del todo fuera de lugar en un mundo como el de la agricultura ecológica"

Por su parte, el seudo-escéptico mexicano Martín Bonfil también usa a Goldacre como referencia en este texto:

"En las ciencias médicas, estos cambios de opinión son cosa de todos los días. El escritor científico Ben Goldacre describe cómo un resultado médico -la terapia de reemplazo de hormonas puede disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas en mujeres-, que parecía claro luego de un ensayo clínico pequeño y un estudio observacional más amplio, resultó ser falso cuando se hizo otro estudio..."

Por ello es que resulta interesante analizar el discurso de Goldacre y especialmente su mencionado libro Bad Science para verificar qué tan cerca de la verdad están sus afirmaciones, que alcanzan a un público tan amplio gracias a todos estos ( y muchos otros ) difusores.

Si bien el libro de Goldacre ( del que usaré su traducción al español, editada por Paidós ) toca muchos temas, para este análisis me centro en el capítulo 4 que versa sobre la homeopatía.


II - ¿Para Qué Retrasar Lo Inevitable?

Una de las características comunes a todos los que escriben sobre homeopatía desde la perspectiva seudo-escéptica es que son absolutamente incapaces de disimular su odio ideológico por un solo momento. Con frases más o menos despectivas ( dependiendo de las pretensiones ) el autor se lanza a decir lo que siente del tema sin intentar siquiera describirlo o definirlo de una forma neutra o puramente informativa.

Lo primero que se observa en la obra de Goldacre es que éste declara su escuela ideológica con esa urgencia y claridad:

"La homeopatía es, tal vez, el ejemplo paradigmático de las terapias alternativas: reclama para sí la autoridad de una rica herencia histórica, pero su historia se reescribe una y otra vez en función de las necesidades publicitarias del mercado. Cuenta con un elaborado y pretendidamente científico marco explicativo de cómo funciona, aunque sin ninguna evidencia científica seria que demuestre su veracidad. Y sus defensores aseguran firmemente que sus pastillas nos harán sentir mejor, cuando, en realidad, han sido exhaustivamente analizadas, con innumerables test, y se ha averiguado que no dan más resultado que el que pueda dar un placebo."

Y claro que este ejemplo de "formalidad" divulgativa cunde entre los adeptos de todos los niveles, desde doctorados bastante moderados como Daniel Manzano, que dice

"Como ya sabemos la homeopatía se basa en curar enfermedades mediante la ingesta de sustancia tóxicas muy diluidas. Según los conocimientos actuales de química, que cualquier estudiante de secundaria tiene, la sustancia en cuestión no está muy diluida, sino que no está. En ningún compuesto homeopático queda ninguna molécula del compuesto que se supone que te cura. Eso hace natural la siguiente pregunta ¿Cómo puede curar entonces?"

hasta los francamente virulentos como Teresa Valdés Solís, que "define" el tema de su artículo así:

"Resumen por si aún no sabes que la homeopatía es un timo."

Se podría pensar que el sustituir una definición formal del tema a tratar por una calificación emocional es sólo una cuestión de estilo sin importancia, pero cuando se une al resto de elementos detallados a continuación, se puede ver que el formato es todo menos casual.


III - Evitando Los Riesgos De La "Ciencia"

Lo siguiente que se observa es que Goldacre evita las afirmaciones sobre los puntos fundamentales de su tesis, optando por hacer sugerencias que dejan mensajes bastante claros en la mente de sus lectores pero son más difíciles de llevar a demandas legales.

Por ejemplo:

domingo, 26 de febrero de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia LI - Apóstol



I - El Humilde Siervo

Alfredo Caro Maldonado es un investigador posdoctoral Marie Curie en el Centro para Investigación Cooperativa en Biociencias ( CICbioGUNE ) en el País Vasco.

En el apartado Un poco sobre mi de su blog, Caro Maldonado explica:

"Este blog tiene varias intenciones:

  1. Informar y con humildad educar en aquellos aspectos de la salud que la sociedad no alcanza a entender por la desinformación a la que se ve sometida. No es que yo sepa de todo, sino que mi formación me permite ir a la fuente, aprender y transmitir ese conocimiento.
  2. Criticar. Sí, criticar todo aquello anti científico. Y por anticientífico entiendo todas aquellas creencias que no tienen respaldo suficiente por parte de la Razón y el conocimiento científico.
    • Pseudociencias, terapias alternativas, magufos, dietas milagro, etcétera.
    • Todos aquellos investigadores de profesión que son incapaces de ser autocríticos, prudentes en sus conclusiones o que directamente son corruptos."
Como se puede ver, Caro Maldonado se declara crítico acérrimo, no sólo de aquello que no se basa en "la Razón", sino de aquellos profesionales que no hacen honor a su condición y a la ética.


II - El Apostolado

En su artículo La Ciencia del siglo XXI (I): Charlatanería de alto riesgo, Caro Maldonado aborda el tema contemporáneo más importante de todos: combatir la charatanería anti-científica:

"Pero de manera más urgente quiero criticar, analizar y combatir el anticientifismo esotérico que se está expandiendo en nuestras sociedades. Especialmente preocupante es que se esté dando en ámbitos “de la izquierda”, intelectuales, clases medias, etc.
...
Una nueva religión surge de las cenizas del cristianismo, azuzada por la crisis del capitalismo."

Quien sabe si porque ignora que cientos o miles de sus correligionarios ya han hecho esa misma tarea, o por que considera que lo hicieron mal, Caro Maldonado hace caso omiso de  todos esos trabajos previos y procede a analizar los que él dice son los argumentos de "los defensores de lo alternativo".

¿Y cómo debería realizar semejante tarea alguien que ha dicho

"No es que yo sepa de todo, sino que mi formación me permite ir a la fuente, aprender y transmitir ese conocimiento"

?

El mismo Caro Maldonado lo aclara:

"Muchas de las ideas vienen del libro "Mala ciencia" de Ben Goldacre, por lo que si algo no está referenciado es porque el dato lo he sacado de ahí."

De modo que si juntamos esas dos afirmaciones, tenemos a un investigador posdoctoral diciendo que es un individuo arbitrario ( ya que Caro Maldonado no aclara por qué escoge a Goldacre ) y no la investigación científica arbitrada, la fuente de conocimiento verificable.

Lo cual de inmediato nos recuerda las palabras del catedrático catalán Claudi Mans Teixidó ( citadas en este artículo ):

"Y esto es lo que nos pasa a todos. No comprobamos las fuentes, a pesar de que seamos científicos. Pero en el campo de la divulgación no actuamos como tales en muchos casos. No vamos nunca a las fuentes originales por pereza, pero sobre todo por coleguismo. Implícitamente pensamos que una persona que se dedica a una tarea tan importante como la divulgación -que uno mismo, como divulgador, cree que es importante, naturalmente- siempre dice verdades, debe haber comprobado lo que afirma, o tiene fuentes fiables. Y demasiadas veces el colega ha hecho lo mismo que uno mismo: basarse en el libro de un divulgador anterior del cual nos fiamos."

Ignorando tanto esto como su propio compromiso con sus lectores, el investigador posdoctoral Caro Maldonado emprende su tarea encomendado a su Redentor, Nuestro Señor Goldacre.


III - Goldacre dijo 'No Tendrás Fuentes Ajenas Delante De Mi'

miércoles, 22 de febrero de 2017

La Feligresía de la Ciencia XXVI - Ética Científicamente Prescindible II

En este artículo, continúo analizando el caso de uno de los seudo-escépticos mexicanos más conocidos: Martín Fragoso.


I - El Caso

Como se puede recordar, en este artículo analicé la defensa que hacía Fragoso de los engaños de Robert L Park respecto de la memoria del agua, diciendo:

"Hola Grr, dejaré de lado eso de que Park es mentiroso y deshonesto para ir a lo importante. A fin de cuentas la energía térmica y el movimiento browniano no son mera opinión de Park o cosas que se esté inventando, ¿o sí?

Lo verdaderamente importante aquí es: ¿la energía térmica y el movimiento browniano son buenos argumentos en contra de la memoria del agua o no?

Saludos"

Si el argumento de Park fuera cierto, se podría discutir de una forma más o menos teórica la posición expresada por Fragoso y qué relación debe tener la ética con la difusión o divulgación científicas.

Pero el hecho de que está ampliamente probado que los dichos del embaucador Park son falsos ( no sólo con el experimento Demangueat citado sino con otros relacionados como el Experimento Mahata y también el experimento Klein-Wolf ) demuestra que la tesis que sustento en ese artículo:

"Lo que no es especulación es que Fragoso pretende dar validez a un acomodo de elementos propuesto por un probado mentiroso y de ahí obtener una verdad."

es correcta: Fragoso pretende sacar verdad de la mentira y la falsificación, algo patentemente absurdo y que lo pone en evidencia.


II - Contra La Homeopatía, Diluyamos La Mentira

Es difícil pensar en una salida decorosa para una situación tan clara. Pero como la honestidad y la verdad nunca son opción para los seudo-escépticos, Fragoso recurre al manual de su ideología:

"Miente desde tu perspectiva, es decir, doy por hecho que esa es realmente tu creencia. Pero una cosa es que tú creas eso y otra que sea cierto. Para quien esté interesado en el punto que señalas, al respecto escribió Park en su libro "Ciencia o Vudú" (por su extensión lo dividí en varias partes): "

y tras insinuar que puedo estar simulando mi posición sin siquiera pensar en sustentar tal idea, procede a publicar seis comentarios con doscientas cuarenta y tres líneas del libro de Park en su parte relativa a la fusión fría.

Como dije en mi comentario de respuesta, es una técnica conocida de los embaucadores seudo-escépticos el apuntar a documentos muy extensos ( o incluso inexistentes cuando el seudo-escéptico es extremadamente descarado ) para hacer creer al público ignorante y estúpido que la respuesta está ahí, evitando cuidadosamente citas y contrastes precisos.

domingo, 29 de enero de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia L - Lucifer I

La quincuagésima entrega de esta serie debía ser especial y lo es. Está dedicada al Dr. W. Luis Mochán, figura fundamental de la lucha contra el fraude electoral del 2006 que convirtió a México en la fosa clandestina más grande del mundo.


I - De La Luz...

Wolf Luis Mochán Backal es un doctorado en ciencias físicas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Su perfil en el sitio de la UNAM ennumera sus acreditaciones, de las que podemos citar algunas como

- Investigador Titular del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM, del que fué Director.

- Miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, la Academia de Ciencias de Morelos y la Academia de Ciencias de Nueva York.

- Profesor del Posgrado en Ciencias Físicas de la UNAM y de la Facultad de Ciencias de la UAEMor, de la que fue Coordinador de Posgrado.

- Más de cien publicaciones en revistas especializadas de su área, las cuales han sido citadas alrededor de dos mil veces.

- Es árbitro de quince revistas especializadas y miembro de Consejo Editorial del New Journal of Physics.

- Ha dirigido siete tesis de licenciatura, una de maestría y ocho de doctorado.

- Ha recibido el Premio de la Academia de la Investigación Científica, la Distinción Universidad Nacional para Jóvenes Académicos, la Medalla Marcos Moshinsky, la presea Tlacaélel, el Premio Universidad Nacional, el Premio Nacional de Divulgación Científica, Fellowship de la American Physical Society y un Doctorado Honoris Causa del Colech.

Pero entre la sociedad en general, el Dr. Mochán es mucho más conocido por su papel fundamental en la denuncia del fraude electoral perpetrado en 2006 en México.

Como se puede leer en narraciones del evento ( por ejemplo esta ), el seguimiento en tiempo real de los resultados electorales la noche misma de la elección por parte del Dr. Mochán inició un movimiento que con el tiempo aglutinó a un equipo de científicos como el Dr. Víctor Romero Rochín de la UNAM, el Dr. Jorge A. López Gallardo de la Universidad de Texas en El Paso y Walter R. Mebane de la Universidad de Cornell, y que culminó con la presentación de un documento firmado por 61 académicos y científicos emitiendo su opinión experta sobre la evidencia que delataba el fraude electoral.

Entonces, el personaje central de este análisis no es sólo un académico de alto nivel, sino uno que ha probado su valor cívico y su militancia al lado de la legitimidad y la verdad, y cuyo actuar tuvo gran relevancia en una de las batallas más fundamentales del México reciente.


II - ... A La Oscuridad

Con la coautoría de los doctorados Enrique Castro Camus y Bernardo Mendoza Santoyo, el Dr. Mochán publicó un artículo donde no pierde demasiado tiempo en expresar su opinión sobre el Hospital Nacional Homeopático:

"Mientras el Reino Unido cerró en 2012 todos sus programas de “enseñanza” de homeopatía y en 2013 todas las “clínicas homeopáticas” que operaban con fondos del National Health System por considerar que no contribuyen a la salud pública de aquella nación, el 28 Noviembre del 2014, fue inaugurado el Hospital Nacional Homeopático (HNH) en México, ¡una auténtica tragedia nacional en nuestra opinión!"

viernes, 6 de enero de 2017

Cinco años después

Hace cinco años pensé que valía la pena iniciar un blog para hacer correcciones a los dichos de Enrique Ganem. Alguna idea tenía de la distorsión de la ciencia llevada a cabo por un Establishment para conseguir fines políticos y económicos. Pero nunca me imaginé la crudeza y profundidad del tema que pretendía abordar.

Cinco años y doscientos artículos después, veo que fué una buena decisión. El grado de mentira y engaño al que los adeptos a la Religión de la Ciencia son capaces de llegar, y el nivel de penetración que tienen en el sentido común del público hacen extremadamente valiosa cualquier contribución a la denuncia de estos charlatanes. Casos como el de Silva Ayçaguer, el doctorado en matemáticas que para atacar a la homeopatía dice que 10¹² es mayor que 10²³, se niega a rectificar y luego finge que no se acuerda de nada, muestran lo que digo con absoluta claridad.

Cierto que la ciencia no es la única herramienta para conocer el mundo, pero es una suficientemente importante como para que su perversión por estos profesionales de la ignorancia y el engaño sea, como algunos de ellos cínicamente señalan, un grave daño social.

Agradezco a todos los que han ofrecido su apoyo y buenos conceptos sobre mi trabajo. Especialmente a Zetetic, sin cuyos apuntadores, referencias y apoyo en general, este blog tendría la décima parte de información y sustento. También a difusores de mis artículos como Piedra, que muchas veces es de los primeros lectores de cada nuevo texto. Y en general a todos los que se han tomado el tiempo de leerlos con mente abierta e interés por la verdad.

Continúo con los siguientes cinco años, si aún queda México tras esta revolución social que empieza.

domingo, 25 de diciembre de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILIX - Lentejas Seudo-escépticas II

En este artículo abordaré nuevamente el caso del doctorado Silva Ayçaguer y sus matemáticas seudo-escépticas.


I - Los Obispos No Atendemos Peladaje

Como se recordará, en este artículo reseñé el caso del doctorado Luis Carlos Silva Ayçaguer, donde se exponía cómo los seudo-escépticos ( y Silva Ayçaguer en particular ) son capaces de traspasar la frontera de las matemáticas con tal de atacar al objeto de su odio ideológico.

La continuación de esa historia empieza cuando zet1 alude a Silva Ayçaguer en este comentario de un artículo del sitio cubano Juventud Técnica como parte de la respuesta a otro comentarista. Silva Ayçaguer acude a la discusión pero al típico estilo de los seudo-escépticos, no responde de frente y con solvencia pofesional y ética, sino que prepara su salida planteando el mundo alrevés:

"Personalmente no considero muy ético que alguien que se escuda en un seudónimo (es el caso de “zet1”) haga aportes donde se aluda personalmente a quienes prefieren dar sus opiniones de manera clara, sin subterfugios, comunicando sus nombres y apellidos."

Según Silva, el tema ya no es que él intente engañar al público con afirmaciones que se autodenuncian en su falsedad por ser matemáticamente absurdas, sino que ahora lo importante es la forma de la denuncia.

Esta manera de distraer la atención hacia formalismos y nimiedades para evitar el fondo que le perjudica e intentar colocar al adversario en desventaja, es muy típica del pensamiento de derecha y una práctica fundamental del seudo-escepticismo. Recordemos el caso arquetípico ( analizado en este artículo ) donde la Corte de Apelaciones de California ( EEUU ) dijo de una organización fachada de ataque a la homeopatía:

"En apelación, NCAHF reconoce que, bajo la ley actual de California, un demandante de publicidad falsa lleva la carga de probar que la afirmación publicitaria del defensor es falsa o engañosa. NCAHF discute, sin embargo, que deberíamos traspasar la carga de la prueba al defensor para facilitar la campaña contra el fraude de salud"

En su corrupción que traslapa la demencia, los seudo-escépticos pueden incluso pedir a una corte que viole principios jurídicos básicos para ayudarlos en su cacería de brujas.

En el caso que nos ocupa, esta hipocresía de derecha aumenta su relevancia si se considera que Silva es un uruguayo radicado en Cuba, nación campeona del socialismo y que lo ha defendido a cualquier costo.


II - En Mi Obispado Sólo Yo Doy Sermones

La actitud condescendiente de Silva se esfuma cuando yo intervengo para señalar que no sólo los seudónimos son perfectamente legítimos y muy usados en periodismo incluso para presentar información sensible, sino que Silva pretende levantar una cortina de humo para evitar discutir su absurdo matemático.

En lugar de aprovechar la oportunidad para discutir de frente y con fuerza moral, Silva se hace del delito aún más:

"Lo que saco en claro es: lo más fecundo es prescindir de responder las patéticas diatribas o divagaciones de quienes se esconden en pseudónimos. Solo inserto dos precisiones antes de dejar este tema y destinar mi tiempo a cosas serias"

Y como se puede revisar, Silva vuelve a omitir tocar el tema, hablando de las pruebas a fármacos y de su pretendida propuesta para probar la efectividad de la homeopatía.

Nuevamente, su conducta habla más de lo que él quisiera. Sobran los ejemplos de seudo-escépticos con y sin doctorado que, cuando son presionados para que sustenten sus afirmaciones fraudulentas, explotan con divina indignación y huyen si no pueden ejercer la censura, que es su salvadora en la mayoría de las ocasiones.  Casos como  el de Xavier Giménez Font, el de Manuel Cros, o el de Jesús Barcala son apenas unos cuantos de la enorme cantidad que he documentado en este blog.


III - Malditos Protestantes

lunes, 24 de octubre de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILVIII - La Epístola de San Emiliano


I - Paz, Hermanos

Emiliano Bruner es, según su perfil en SciLogs, licenciado en biología y doctorado en biología animal. Es además responsable del Grupo de Paleoneurobiología del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana (CENIEH) en Burgos, España, y profesor adjunto en Paleoneurología en el Centro de Arqueología Cognitiva de la Universidad de Colorado (EE.UU.).

En su artículo Torres y mercaderes: retos y vicios de la divulgación científica, Bruner habla de la divulgación científica como una inversión social, tratando de diferenciar entre la divulgación que entretiene y la que realmente educa, y concluyendo que la primera es económicamente necesaria para que la segunda exista.

Como la práctica totalidad de los que escriben sobre divulgación científica, Bruner ni siquiera insinúa el tema de la divulgación fraudulenta, esa realizada para manipular al público en favor de ciertas conceptos o ideologías útiles al ente promotor. Leer su texto da la idea de que la divulgación puede ser más o menos formativa pero su único problema es no alcanzar a un porcentaje mayor de la población, lo que beneficiaría enormemente a la sociedad.


II - Aléjate De Mi, Satanás

Los problemas empiezan cuando en un comentario, le menciono el asunto de la divulgación fraudulenta. Entonces resulta que Bruner tiene muy claro algo que ni se le ocurrió decir en su artículo: que la divulgación puede usarse para engañar y que además hay dos agravantes: no se desconfía de los que se disfrazan de divulgadores ni se les condena y persigue por desinformar.

Uno pensaría que son puntos suficientemente importantes como para olvidarse en un análisis de la profundidad del que Bruner hace, especialmente llamativo si se tiene en cuenta que todos los que hablan de la divulgación tienen el mismo "olvido". Y cuando acto seguido menciono a Naukas como ejemplo de divulgación fraudulenta, el interés de Bruner por la discusión se esfuma.

Pero lo que convierte esta historia en material para este blog y esta serie es lo que pasa a continuación:  para sustentar tal calificación de Naukas, cito el caso de Fernando Frías y su deformación dolosa de la homeopatía ( narrada en este artículo ) y entonces el comentario desaparece sin explicación o justificación. Un segundo intento de sustentar el argumento sufre la misma suerte.

Finalmente y ante mi insistencia, Bruner responde con una diatriba cuando menos sorprendente para un doctorado con su posición:

"Emiliano - 21/10/2016 16:22

Es curioso como alguien que se firma “Grr” tenga la valentía de criticar y sentenciar a todo el mundo … ventajas y desventajas de la red, donde detrás de un valeroso anonimato en muchos fardan bravura y, sobre todo, competencia … Señor Grr, si realmente crees en tus ideas, te aconsejo no defenderlas detrás de un confesional.


martes, 11 de octubre de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILVII - Dios Los Hace...


I - Los Altos Vuelos De La Pontificación

En su artículo La falacia del campanero, el seudo-escéptico catalán Claudi Mans Teixidó habla sobre el fenómeno que Joseph Goebbels convirtió en su axioma fundamental:

"cualquier afirmación repetida muchas veces adquiere verosimilitud, independientemente de su veracidad."

Mans Teixidó habla de tres ejemplos: el hierro en las espinacas, el rechazo a Einstein por parte de la Universidad de Berna y los rayos N, y procede a explicar:

"Y esto es lo que nos pasa a todos. No comprobamos las fuentes, a pesar de que seamos científicos. Pero en el campo de la divulgación no actuamos como tales en muchos casos. No vamos nunca a las fuentes originales por pereza, pero sobre todo por coleguismo. Implícitamente pensamos que una persona que se dedica a una tarea tan importante como la divulgación -que uno mismo, como divulgador, cree que es importante, naturalmente- siempre dice verdades, debe haber comprobado lo que afirma, o tiene fuentes fiables. Y demasiadas veces el colega ha hecho lo mismo que uno mismo: basarse en el libro de un divulgador anterior del cual nos fiamos."

No sólo la posición de Mans Teixidó parece honesta y profunda, sino que además está en completa concordancia con mi experiencia y las historias recogidas en este blog:  los casos de Teresa Valdés-Solís y Guillermo Orts-Gil, por mencionar sólo dos ejemplos, muestran claramente el fenómeno referido por Mans Teixidó, donde científicos propagan desinformación producida por pillos y charlatanes sin pensar en verificarla, aún teniendo la formación y herramientas para hacerlo.

Todavía Mans Teixidó refuerza su discurso de prudencia y buen juicio en un comentario:

"Claudi Mans Teixido 15/09/2016 16:11

A José María: gracias por el comentario. El hecho es que en ciencia no queda más remedio que fiarse de los resultados de los antecesores, porque no es posible repetir toda la experimentación anterior. Etes la confianza. El problema es cuando se extrapola esta confianza a algunos que no la merecen. Pero no hay manera de saberlo a priori. Mecanismos como las revisiones por pares de los artículos científicos, u otros mecanismos similares, pretenden reducir los errores, pero al final, alguna dosis de confianza hay que aplicar siempre... y por ahí puede colarse la falacia."

Como lo dice Mans Teixidó, siempre hay un elemento de fe porque es imposible verificar absolutamente todo, de modo que las vulnerabilidades siempre existen. En el discurso, Mans Teixidó resulta impecablemente lógico y coherente.


II - Mayday, Mayday
 
Un comentario de Mans Teixidó llama la atención:

"Claudi Mans Teixido 12/09/2016 17:50

A JBurgos y Blanca Cutillas: el tema es apasionante y da para mucho. Hay especialistas como el prof. Arturo Quirantes, que Blanca sugiere en su comentario. Al citar el nombre de Quirantes nos deberíamos haber puesto en pie, en señal de respeto. Es un gran divulgador, realmente..."

domingo, 9 de octubre de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILVI - Qui...micos



I - Los "químicos"

En su artículo  Más Químicos Para Menos Químicos, el doctorado Claudi Mans Teixidó aborda uno de los tópicos centrales de la propaganda seudo-escéptica: convencer al público de que el aspecto principal de la discusión sobre los químicos sintéticos es que es idiomáticamente incorrecto llamarlos "químicos".

"¿Qué es un 'químico'? A los puristas de la lengua -y yo soy uno- nos saca de quicio este calco del inglés. En inglés distinguen entre chemicals -productos químicos- y chemists -técnicos químicos. Aquí esta distinción es irrelevante para mucha gente, y hablan de químicos refiriéndose a productos.
...
Con este nuevo detergente podrían decir que han dado un paso más para ir reduciendo la quimiodiversidad, que deben considerar mala, tanto como la biodiversidad es buena. El problema es que este tipo de publicidad agrava la quimiofobia de buena parte de la población, que quiere menos químicos."

Para Mans Teixidó, no son un problema del que haya que hablar los PCBs, sustancias que han contaminado el mundo entero. Tampoco el DDT, BPA y otros compuestos similares a los estrógenos que interfieren peligrosamente con ciclos fundamentales para la vida le representan un tema importante.

A él ( un purista de la lengua ) lo que le "saca de quicio" es que se diga "químicos" en lugar de "productos químicos".


II - ¿Es Mi Culpa Que Me Copien?

No se piense que este simplismo en el enfoque de Mans Teixidó es sencillamente su personal forma de ver las cosas. En realidad y como siempre con los seudo-escépticos, las cosas aparentemente simples ocultan otras intenciones.

Como se cita en este artículo, el seudo-escéptico mexicano Martín Bonfil dice:

"La noción de que lo “químico” es artificial parte de la idea de que “químico” es sólo aquello que sale de los laboratorios y las industrias: fertilizantes, fármacos, combustibles, disolventes, plásticos...Y sin embargo, la base misma de la ciencia química es el estudio de la materia —de toda la materia—, la cual, como sabemos, está hecha de átomos y moléculas. Esto quiere decir que toda la materia es química, incluida la que forma las plantas, los animales y nuestros propios cuerpos, así como la tierra y el agua pura de los arroyos."

Se puede ver que Bonfil también ataca la parte idiomática del asunto, centrándose en el uso de "químico" e ignorando el verdadero fondo del tema.

En el referido artículo también se citan las palabras de otro notable seudo-escéptico, Mauricio-José Schwarz, que dice:

"Usted seguramente lo ha leído en muchos lugares: las sustancias químicas, los compuestos químicos o, más coloquialmente (y calcando al inglés) "los químicos" son los causantes de todos los males.

lunes, 30 de mayo de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILV - Charlatanería sin Género II



I - Otra Preocupada Científica

Teresa Valdés-Solís es, según su perfil en Naukas, una ingeniera química con un doctorado en Tecnologías del Medio Ambiente. Su blog añade que es científica en el Instituto Nacional del Carbón ( INCAR ) de España e investiga "en temas relacionados con el desarrollo de materiales soportados para reacciones catalíticas de interés medioambiental".

Y es justamente en su blog donde Valdés-Solís publica un artículo llamado "La Homeopatía es agua con azúcar ( a precio de oro )" en el que, a partir de un tweet del ingeniero y astronauta Pedro Duque, inicia su artículo diciendo

"Resumen por si aún no sabes que la homeopatía es un timo.

Principios básicos.
1) Lo similar cura a lo similar. El problema es que para decidir qué es similar se basan en aspectos nada científicos. Un ejemplo, para curar cáncer cangrejos (afortunadamente eso no se vende en España)
2) Cuanto más diluido mejor. En contra de todos los estudios científicos del mundo. El grado de dilución es tal que es imposible que haya NADA del supuesto principio activo."

Huelga decir que para el público no informado pero sí interesado, el que una científica con esas credenciales use esos términos para referirse a la homeopatía tiene una carga emocional muy importante, que se añade a los "datos" que presenta.

En las siguientes secciones analizaré tanto los "datos" como el sustento que Valdés-Solís puede dar a ellos.


II - Resumir A Frías Es Resumir A La Ciencia

Si bien el inicio del texto de Valdés-Solís ya da una muy buena idea de cuál será el contenido, un ojo con alguna experiencia notará de inmediato ciertos indicios sospechosos:

1- Según esta científica, la homeopatía tiene dos principios básicos.

2- Para ridiculizar a la homeopatía, habla de "cangrejos" sin más información o soporte que decir que eso no se vende en España.

Para verificar la sospecha, se puede consultar este artículo sobre la plática de Fernando Frías en Amazings2011. En él se encontrará que lo publicado por Valdés-Solís es prácticamente idéntico a lo dicho por Frías, aunque con algunos cientifiquísimos cambios.

En efecto, Valdés-Solís transforma los ya fraudulentos tres principios de Frías en sólo dos, eliminando la mencion del vitalismo como principio pero conservando la dilución y el principio de los similares.

Otro elemento que Valdés-Solís toma de Frías es el "ejemplo" del cangrejo como supuesto principio activo del medicamento homeopático para tratar el cáncer, que se puede ver en el video de la presentación.

El resto del "resumen" de Valdés-Solís es una colección de enunciados, presumiblemente tomados de los sitios presentados en la sección "Para saber más", donde nos encontramos fuentes tan confiables como el blog de Arturo Quirantes, alias "El Profe de Física", un artículo de Mauricio-José Schwarz y ( otro indicio ) una página sobre homeopatía que dice

"¿Quiénes somos?

Como se especifica en la página de preguntas frecuentes, solamente somos un grupo de ciudadanos preocupados por el continuo avance de las pseudociencias.

Todas las personas que están detrás de este proyecto son colaboradores del blog de ciencia Naukas. La idea partió de Fernando Frías y poco a poco se fue arrimando el hombro."

Quienes revisen el ya apuntado tema de Frías en este blog podrán darse una muy buena idea de qué riesgos corre alguien que acepta sin más la palabra de un abogado ( y especialmente este abogado ) cuando se habla de ciencia.


III - Un Resumen No Tiene Que Ser Cierto ¿O Si?

domingo, 22 de mayo de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILIV - El Científico sin Sustento



I - El Entrevistador

Guillermo Orts-Gil es un científico catalán con un doctorado en química física por la Universidad Técnica de Berlín en colaboración con el Instituto Max Planck de Coloides e Interfases. La lista de sus publicaciones en el portal Research Gate llega al impresionante número de 91, con trabajos como "Sobre el papel de la composición superficial y curvatura en la formación de biointerfase y estabilidad coloidal de nanopartículas en un sistema modelo rico en proteínas", que tiene 21 citaciones. En su faceta de escritor, Orts-Gil prepara un libro llamado "El Científico sin Fórmulas"

En un planteamiento que ya comienza a resultar excesivamente sarcástico, uno pensaría que un científico con estas credenciales debería ser el epítome de la confiabilidad informativa y que el peso de tal currículum lo forzaría a ser extremadamente cauto y fundamentado en sus afirmaciones, emitiendo solamente juicios sobre temas que tuviera bien investigados y perfectamente valorados.

El mismo Orts-Gil pontifica sobre ello en su artículo El Buen Científico:

"Un buen científico, creo, debería ser ...Alguien que cree que la educación y la ciencia son importantes para la sociedad, y viceversa. Debería ser una persona modesta, porque es consciente de lo que sabe, pero también de todo aquello que todavía ignora. El buen científico es alguien que siempre mantiene un punto de vista crítico, y se atreve incluso a plantear preguntas como ¿quién gobierna la ciencia?"

De modo que, al igual que la enorme mayoría de los casos aquí analizados, el protagonista se declara partidario de la ciencia en su más prístina pureza y pone sus armas a su servicio.


II - La Entrevista

En su artículo "Entrevista a Edzard Ernst, el médico que desmontó científicamente las pseudociencias", Orts-Gil hace una abierta apología del seudo-escéptico alemán con frases como las siguientes:

"El profesor Edzard Ernst (Wiesbaden, Alemania, 1948) probablemente sea el mayor experto mundial en terapias alternativas. Entre otras cosas, porque este médico que empezó trabajando en una clínica homeopática fue el primer catedrático en medicina complementaria del mundo e invirtió más de veinte años en estudiar científicamente aquello que se conoce como medicina alternativa."

Las preguntas de Orts-Gil no desentonan con la intención de mostrar una concordancia total con las ideas del "entrevistado":

"Tal vez estemos de acuerdo en que más cultura científica pueda ayudar a que sucedan menos casos graves de negligencia pero, ¿está tal vez dentro de la naturaleza humana el creer en cosas que no son racionales?"

En suma y como se puede apreciar, después de pontificar sobre la actitud crítica que siempre debe tener un científico, Orts-Gil no tiene la menor intención de serlo con Ernst y requerir que el aludido explique y sustente sus dichos, sino que es simplemente ocasión de darle tribuna, lucimiento y expresar el total acuerdo de Orts-Gil con las ideas y expresiones de Ernst.


III - El Entrevistado

La falta de actitud crítica de Orts-Gil podría ser una discusión más o menos abstracta si no fuera por la calaña del objeto de su descarada pleitesía.

Como se puede verificar en el tema que lleva su nombre, el que según Orts-Gil es "el médico que desmontó científicamente las pseudociencias" ha sido objeto de varias citas y análisis en este blog. Y desde luego el más importante de ellos ( que puede leerse en la miniserie de artículos que comienza con este ) es el de su incapacidad para sustentar científicamente sus definiciones de homeopatía, que además muestra una conducta simuladora y corrupta, completamente contraria a la mas básica actitud científica.

En dicho análisis no sólo se observa cómo Ernst es incapaz de sustentar "su visión" de que la homeopatía de bajas potencias es seudo-homeopatía, sino que se narra su utilización de diversas artimañas, desde la simulación hasta la censura, con el fin de desviar la atención y evitar responder a una pregunta clara y directa sobre el respaldo científico de sus afirmaciones.

lunes, 11 de abril de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILIII - Mimetismo Científico

"El mejor truco que el diablo logró fué convencer al mundo de que no existe"
Charles Baudelaire


En artículo anteriores he hecho contrastes puntuales entre los dichos seudo-escépticos, plenos de promesas sobre discusión abierta y fundamentación, y su opuesta realidad. En este artículo abundaré sobre un caso particular.


I - La Promesa Científica

Xavier Giménez Font es profesor titular del Departamento de Química Física de la Universidad de Barcelona. Tiene un doctorado en Ciencias Químicas, especialidad Química Física y ha escrito una cantidad de artículos de divulgación, donde pretende poner los puntos sobre las íes para ayudar al público interesado a separar la ciencia de la desinformación.

Por ejemplo, en este artículo dice:

"Aquellos que nos dedicamos a la ciencia de forma profesional, y aquellos que ejercen como comunicadores o divulgadores de la ciencia, nos encontramos, con frecuencia creciente, con la necesidad de analizar o evaluar públicamente métodos, teorías, productos o dispositivos alternativos a los que proporciona la ciencia basada en la aplicación sistemática del método científico.

Ello es especialmente frecuente en medicina y alimentación, con ejemplos como la homeopatía, los movimientos antivacunas, los proponentes de las dietas alcalinas, el MMS, los defensores de beber agua de mar, etc.. pero se da también en otros ámbitos, como el medio ambiente (cloración del agua, chemtrails), el clima (geoingeniería), la energía y el transporte (la conspiración contra el coche eléctrico en los años setenta), por citar solo algunos.


¿Nos debemos preocupar de las propuestas alternativas?


La justificación es clara.  Se trata de combatir la desinformación y la confusión, por ser fuente de acciones potencialmente peligrosas, sobre todo por parte del gran público. Se podrá argumentar, acertadamente, que la actividad divulgativa de calidad, como la que se realiza en Scilogs, sin ir más lejos, contribuye a transmitir las bondades del método científico y, de paso, a desacreditar de forma casi automática las propuestas alternativas carentes de rigor."

Entonces es claro que el diagnóstico de Giménez Font es que hay que combatir la desinformación y la confusión por ser peligrosas cuando se vuelven un sentido común, y que un medio efectivo para ello es "la actividad divulgativa de calidad", de la que por supuesto él y el resto de los autores que publican en Scilogs son partícipes.

Y sin decirlo claramente pero implicándolo por asociación, Giménez Font trasmite la idea de que las propuestas alternativas ( entre ellas la homeopatía ) son desinformación, contrarias a "las bondades del método científico".


II - Conste Que Ahora No Es Emoto

En otro artículo, titulado "Acerca de la magia del agua, y de algunos 'magos' de la palabra", Giménez Font da una semblanza general de las características conocidas del agua, para luego pasar a examinar otro aspecto del tema:

"El excepcional papel que el agua desempeña es utilizada, con frecuencia, en beneficio de algunos, aprovechándose de la buena fe del público. Destacan, en este aspecto, las propuestas sobre los beneficios del "agua estructurada". Son propuestas de aguas con propiedades extraordinariamente beneficiosas, que se explican a partir de tratamientos que consiguen cambiar la estructura microscópica del agua."

Tras esta introducción, Giménez Font procede a citar y refutar las afirmaciones de Antonio Lozano, defensor de ideas muy particulares sobre el agua y su estructura, que fueron publicadas en una entrevista del periódico catalán La Vanguardia. Uno de estos pares de cita y refutación llama la atención:

" 'Pero el agua está previamente almacenada en garrafas que no son ovoides En cuanto la vuelves a introducir en un contenedor ovoide se estructura, digamos que recupera la memoria.''

Curiosa conexión de los recipientes con forma ovoide y la homeopatía... no existe ninguna evidencia sobre la memoria del agua. Y el conocimiento actual sobre la estructura del agua líquida, y sobre todo su permanente movimiento en todas direcciones impide que el líquido "recuerde" ninguna forma que se hubiera alojado en su interior, o de cualquier pared también anterior."

Como cualquiera puede comprobar, no hay en toda la entrevista una sola mención de la homeopatía por parte de Lozano o su entrevistadora. La única "conexión" es la palabra "memoria" pero no en el sentido homeopático, que tiene el contexto de las ultradiluciones, sino como idea general que además sólo es usada una vez en toda la conversación.

Esta "casual" forma de relacionar la hipótesis homeopática de la memoria del agua con algo absurdo o ridículo no es tan casual. En realidad es una técnica seudo-escéptica muy usada, que tiene como propósito trasmitir al público la idea de que ambas cosas son igualmente ridículas.

Otro ejemplo del mismo método se puede ver en el análisis del caso Manzano, donde el doctorado Daniel Manzano es citado diciendo

"Sin embargo hay otros dos nombres que salen recursivamente en estas discusiones y que sí merecen una mención extensa, el primero es el inmunólogo francés Jacques Benveniste y después el autor Masaru Emoto."

Un ejemplo más es el del caso Pérez de Celis, donde el protagonista escribe un artículo titulado "¿El agua siente y tiene memoria? Masaru Emoto y Jacques Benveniste expuestos".

Entonces, es fácil sospechar que Giménez Font prescindió de Emoto gracias a la oportuna aparición del artículo periodístico citado, que le dió una nota original pero que no cambió la esencia de la intención ni el mensaje trasmitido:

Un científico especializado en el área explica que un concepto fundamental para la homeopatía es completamente ridículo y hermano gemelo de una superchería que prácticamente cualquiera puede reconocer.


III - ¿Querías Velocidad o Exactitud?

domingo, 3 de abril de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILII - Simples Creencias

En este artículo analizaré un nuevo caso del fenómeno llamado recular científico.


I - Un Artículo Más De Un Catedrático Más

Claudi Mans Teixidó es, según su perfil, catedrático emérito de Ingeniería Química en la Universidad de Barcelona ( España ) y autor de varios libros de divulgación, entre los que se citan "La Tortilla Quemada" y "La Vaca Esférica".

Pero lo que resulta de interés para este blog es el artículo que Mans Teixidó publicó en SciLogs, la sección de blogs de Investigación y Ciencia, "Edición Española de Scientific American", titulado "Homeopatía Revisitada" y que Mans Teixidó inicia de esta guisa:

"El tema de la homeopatía y las otras terapias alternativas, seudocientíficas, complementarias o como se quieran llamar, me preocupa y me seguirá preocupando. ¿Cómo se pueden encontrar argumentos para debatir desapasionadamente estos temas? ¿Cómo un profesional que ha estudiado años y años una carrera científica puede compaginar lo que le han enseñado -ciencias que son las que hacen funcionar el mundo, no simples creencias, no lo olvidemos- con creencias contrarias a la razón científica?"

Después de dar a entender que alternativo y seudocientífico son básicamente sinónimos, Mans Teixidó continúa  su artículo citando sus propios mensajes en cierta discusión aludida, mensajes que repiten las ideas básicas del negacionismo homeopático:

"La respuesta escéptica a la homeopatía está publicada en mil lugares, y tiene varias etapas:
a) la base científica de la homeopatía original era nula
b) la base científica de las explicaciones más recientes (memoria del agua, etc.) por ahora sigue siendo nula
c) no hay pruebas en estudios doble ciego que muestren una eficacia de la homeopatía superior al placebo
A pesar de ello, se presenta siempre la objeción "A mí me funciona". Y nuevamente la respuesta tiene diferentes niveles:

...
Si, después de todas estas refutaciones, siguen diciéndome que es la homeopatía la que ha curado, se puede replicar que no, que se ha tratado de un milagro de San Martín de Porres, muy venerado en los 60. O que ha sido la conjunción astral de aquellos días o meses. Y que me demuestren que no."

En resumen, se puede ver que el artículo de Mans Teixidó se suma a cientos o miles de artículos similares escritos por correligionarios suyos "de cualquier condición o dignidad" para tratar de dejar claro a sus lectores la misma conclusión universal del negacionismo homeopático: la homeopatía es un absouto disparate, carente del menor ápice de razón, de la que uno se puede mofar con cualquier burla por pueril que sea, absolutamente seguro(a) de estar en lo cierto.


II - Qué Importan Las Matemáticas Cuando La Seudo-ciencia Ataca

Como he dicho en muchos análisis anteriores, un buen punto de partida es el análisis de los errores simples, que por si mismos no determinan el problem de fondo pero que sirven para ilustrar la incapacidad de los adeptos al seudo-escepticismo para fundamentarse adecuadamente antes de dar lecciones.

Y desde luego, esta característica resulta aún más definitoria y escandalosa en los miembros del Sacerdocio de la Ciencia, o sea los adeptos con grados académicos superiores que por definición deberían ser extremadmente rigurosos y dignos de credibilidad en sus puntos básicos, condición que por supuesto es la de un catedrático de Ingeniería Química como Mans Teixidó.

"Para hablar con más conocimiento de causa, acabo de ir a la farmacia a comprar un medicamento homeopático: Oscillococcinum. La caja más pequeña consta de seis tubitos de 1 g cada uno, con 0,85 g de azúcar (sacarosa) o 0,15 g de lactosa, que se han mojado con 0,01 ml (mucho menos que una gota) de tintura madre de Anas barbariae 200 K."

Para contrastar las palabras de Mans Teixidó, podemos ver este curso de farmacia homeopática del Centro de Estudios Homeopáticos de Argentina:

"Las diluciones o soluciones extractivas de las Drogas de partida, en alcohol se denominan "Tintura Madre". El alcohol, el agua y el polvo de lactosa se denominan "vehículos".
...
Por ejemplo: Se diluye una parte de Tintura Madre de Chamomilla en 99 de alcohol, se agita, y obtenemos Chamomilla 1 Ch."

Entonces es claro que es un disparate decir que Oscillococcinum tiene "tintura madre de Anas barbariae 200 K" cuando la tintura madre es por definición la potencia cero y punto de partida de cualquier otra potencia.

Dice también Mans Teixidó:

domingo, 27 de marzo de 2016

El Sacerdocio de la Ciencia ILI - El Tinterillo Científico

"una parte importante de la divulgación científica es denunciar y exponer públicamente lo que son puras supercherías"
Fernando Frías



En recientes artículos ( por ejemplo este o este ) me he referido a uno de los engaños seudo-escépticos fundamentales: atribuir a la homeopatía una característica y describirla como muy negativa cuando en realidad no es negativa y/o no es exclusiva de la homeopatía.

En esta ocasión revisaré un ejemplo más de este tipo de fraude y su autor.


I - La Abejita De Toda La Vida

El conocido seudo-escéptico Fernando Frías ( que según su perfil en el sitio seudo-escéptico Naukas es abogado, socio fundador de Círculo Escéptico y miembro de ARP-Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico ) tuvo una participación ( que se puede ver aquí ) dentro de la conferencia Amazings2011, donde por supuesto se dedicó a denunciar el "terrible" fraude de la homeopatía:

(0:45)"en ese sentido la homeopatía es un sistema supuestamente médico que está muy de moda y que merece la pena exponer como lo que es: como una auténtica bobada"

En muchos análisis de los discursos seudo-escépticos he iniciado analizando los errores en que éstos incurren por su  ignorancia y su incapacidad de fundamentarse antes de pretender dar lecciones. Y el presente análisis, siendo Frías la eminencia del mundo seudo-escéptico que es, no podría ser la excepción.

(1:20)"Utiliza tres...se basa en tres principios: primero el vitalismo ... a base de tomar unos remedios, unos remedios formados mediante diluciones...los homeópatas diluyen y diluyen hasta que no queda nada...y hay un tercer principio que es el que da nombre a la homeopatía: el de los similia similibus curantur, lo similar cura lo similar"

Compárese eso con la siguiente cita

"Uno debería conocer los siete principios cardinales de la Homeopatía, en los que basa y entonces ud. está seguro de cuán seguro y efectivo es este sistema médico"   Referencia

Se puede comprobar en muchas otras fuentes ( por ejemplo esta, esta o esta ) que efectivamente los principios de la homeopatía son siete y no tres.

Es muy claro que el argumento de Frías no es limitarse a hablar de los principios que le interesa abordar en esta plática, sino que afirma sin más aclaración que la homeopatía se basa en tres principios, desinformando a su público.

Pero el detalle que define y sella su calidad de "divulgador" es el siguiente pasaje:

(2:40)"Por ejemplo, tenemos un dolor agudo, por lo que sea, por una apendicitis, un dolor de cabeza tremendo, nos hemos pegado un golpe en el dedo gordo del pie, lo que sea...remedio: pues algo que provoque un dolor agudo. En este caso el más utilizado es apis mellifica, que es la abejita de miel de toda la vida"

Para contrastar la cita anterior, se puede leer este comentario del artículo de Frias en Naukas dedicado a promocionar el video motivo de este análisis:

"Fernando, hablando de rigor científico:
sobre el minuto 3:17 de la presentación hablas de dolor agudo y muestras una foto del supuesto remedio: una abeja.
Pues me perdonarás pero lo de la imagen no es una abeja, es un díptero de la familia de los sírfidos, que “imitan” el aspecto de los himenópteros.
En una imagen igual que la que has utilizado, por ejemplo http://images02.olx.com.ec/ui/2/28/2...62226_1.jpg, se puede ver con claridad que solo tiene dos alas funcionales, antenas muy cortas, etc. Vamos, que es una mosca.
Ejem, un poquito de por favor…
Salud"

La foto a la que este comentarista se refiere es esta


Comparándola con una auténtica abeja ( mostrada abajo ), se pueden observar evidentes diferencias, siendo las más notorias la forma del abdomen, la de los ojos y el número de alas.

 


El cientifiquísimo Frías, que viene a ilustrar a su público sobre las supercherías y las bobadas, muestra a una mosca en lugar de una abeja por que es incapaz de informarse adecuadamente sobre el tema a tratar.


II - Es Que Yo Hablo De Otras Abejas

Como se cita en la sección anterior, Frías afirma que Apis Mellifica sirve para cualquier dolor agudo, ya sea apendicitis o un dolor en el pie.

(2:40)"Por ejemplo, tenemos un dolor agudo, por lo que sea, por una apendicitis, un dolor de cabeza tremendo, nos hemos pegado un golpe en el dedo gordo del pie, lo que sea...remedio: pues algo que provoque un dolor agudo. En este caso el más utilizado es apis mellifica, que es la abejita de miel de toda la vida"

Contrastando sus dichos, podemos encontrar lo siguiente:

lunes, 21 de marzo de 2016

La Religión de la Ciencia IX - Mecanismo de Acción Desconocido

En este artículo abordaré una de las mentiras más usadas en el combate a la homeopatía: la base científica de los fármacos alopáticos.


I - La Prueba De La Falsedad

Uno de los argumentos más usados por los seudo-escépticos en su guerra contra la homeopatía es pintar un contraste entre la medicina oficial y la homeopatía, caracterizando a la primera con una sólida base científica y a la segunda padeciendo una absoluta ausencia de fundamentación.

Por ejemplo, el documento Qué Es La Homeopatía? Una Visión Crítica, escrito por Javier Garrido y Manuel Cros, y originalmente patrocinado por la organización seudo-escéptica española Círculo Escéptico, dice:

"Que la mal llamada medicina “alopática” (en realidad es la medicina científica, en contraposición a las que manipulan fuerzas pavorosas, trascendentes e imaginarias) no es una medicina sintomatológica, sino que busca tratar la causa de la enfermedad siempre que esto es posible, y que además, en su buena práctica, enfoca al individuo como una unidad biopsicosocial"

Por su parte, el doctorado Miguel Ángel Méndez Rojas, protagonista de uno de los casos de charlatanería doctoral analizados en este blog, dice:

"La medicina moderna es el resultado de miles de años de estudios sistemáticos, cuidadosos y que emplean el método científico para mantener y recuperar la salud, diagnosticar, tratar y prevenir enfermedades."

Como contraparte a esta visión apologética, los seudo-escépticos pintan a la homeopatía como una simple superstición, cuya obvia prueba de falsedad es la ignorancia de los mecanismos que expliquen su funcionamiento. En palabras del documento de Garrido y Cros:

"Ley de la Semejanza : ¿tiene alguna base empírica, ya sea fisiológica, fisiopatológica, bioquímica, física o farmacológica? No. ¿Existe algún mecanismo racional que la explique? No....¿Podemos prescindir de ella para explicar la forma en que funcionan todas las terapéuticas efectivas conocidas? Sí. Queda únicamente un postulado exigido por la fe (de los homeópatas) pero incognoscible para la razón. Como base científica podemos eliminarla."

El propio Cros abunda en esta idea en otro de sus textos ( como se cita en la sección IV de este artículo ):

"Lejos de acobardarse y dar por evidente que defienden lo indefendible, los homeópatas contraatacan tildándonos a los escépticos de ignorantes, ya que -afirman- la Homeopatía también funciona a bajas diluciones, en las que sí existe principio activo en el preparado final, con lo cual produce los mismos efectos, si no mejores, que los medicamentos tradicionales. Pero esto, lejos de ser un argumento potente como creen, no es más que otra prueba de su enroque irracional, porque digo yo que:
  1. Siguen sin demostrar cómo operan las sustancias activas si se utilizan precisamente para lo contrario que las utilizamos el resto de los mortales. Por ejemplo, cómo es que una dilución de cafeína puede servir como tranquilizante. O por qué para "curar" el lagrimeo excesivo se recomienda cebolla."
En resumen, se puede observar que la doctrina seudo-escéptica afirma vehementemente que el desconocimiento de los mecanismos de acción de una sustancia o toda una terapéutica es prueba de su falsedad.


II - Mecanismo De Acción

Este documento de la Escuela Catalana de la Educación Física y el Deporte, de la Universidad de Barcelona, define así el mecanismo de acción farmacológico:

Farmacodinamia:

-El Efecto bioquímico-fisiológico que desarrolla el Fármaco en el organismo.


-El efecto es consecuencia de la interacción con componentes de estructura macromolecular: Mecanismo de Acción.


-El mecanismo de acción se evalúa a nivel molecular: el Fármaco interactúa con otras moléculas –Receptor-, originando la acción farmacológica


III - Algunos Ejemplos

A menos que se piense aceptar descaradamente el uso del doble rasero, es obvio que las ideas citadas en la sección I deberían aplicarse también a la medicina oficial, y que la ausencia de entendimiento del mecanismo de acción de un fármaco debería demostrar la imposibilidad de efectividad, si no de la medicina oficial completa, si de ese fármaco en particular.

Por ello he compilado una muy breve lista de sustancias cuyo mecanismo de acción se desconoce, que se desglosa en las subsecciones siguientes.


IIIa - Antiinflamatorios No Esteroideos ( AINEs )

"Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) constituyen uno de los grupos de medicamentos más prescritos. Además, se trata del grupo de fármacos más consumido como automedicación en nuestro estado.
...
Se ha hipotetizado que AINEs con efecto analgésico en el sistema nervioso central pero que aún desconocemos como actúan, como el paracetamol y el metamizol, podrían ejercer su efecto antipirético y analgésico por inhibición de esta enzima."
   Referencia


IIIb - Paracetamol

domingo, 13 de marzo de 2016

La Feligresía de la Ciencia XXV - El Círculo de NADA

En esta serie he mostrado una cantidad de casos que exhiben descarnadamente la realidad de los adeptos de tropa del seudo-escepticismo. En esta ocasión presento un caso más que confirma su realidad.


I - El Autor

Manuel Cros  es un diseñador español, mejor conocido como coautor del texto "Qué es la homeopatía? Una visión crítica" ( cuyo análisis puede encontrarse aquí ), obra originalmente patrocinada por la organización española Círculo Escéptico ( que ya la sacó de línea en su sitio oficial ) y que pretende ilustrar al público sobre la verdadera historia y naturaleza de la homeopatía desde un punto de vista científico.

Adicionalmente, Cros mantiene un blog llamado La Ganzúa donde ha publicado una serie de artículos denostando la homeopatía con el mismo estilo y grado de fundamentación que el texto del Círculo Escéptico ya referenciado, según se podrá apreciar en el presente análisis.


II - Mi Odio Es Estrictamente Científico

En el artículo "NO HAY DILUCIÓN PEQUEÑA SI EL ENGAÑO ES SUFICIENTE", Cros arremete contra la homeopatía con la virulencia ya mostrada en el texto elaborado para el Círculo Escéptico:

"Los partidarios de la Homeopatía defienden que el poder terapéutico de los productos homeopáticos a altísimas diluciones -en las que no existe ni una sola molécula de principio activo, como hasta ellos mismos reconocen- se debe a un misterioso concepto que denominan "memoria del agua", en virtud del cual el agua resultante del proceso de elaboración del producto "recuerda" las propiedades benéficas y sanadoras de la sustancia que originalmente se diluyó en ella, y esto a pesar, como dije antes, de que no exista finalmente ni una sola molécula de dicha sustancia."

Como prácticamente la totalidad de los adeptos hispanoparlantes, Cros redacta su texto para dar la idea de que la homeopatía se compone exclusivamente de diluciones más allá del límite de Avogadro y así poder descalificarla más fácilmente.

A Cros le tiene sin cuidado que exista amplia información sobre el uso de bajas potencias en homeopatía, incluyendo una investigación histórica elaborada por el Instituto para la Historia de la Medicina, parte de la Fundación Roberth Bosch ( y que se analiza en este artículo ) que explica:

"Desde una perspectiva histórica, los modos predominantes de prescribir han cubierto el espectro completo desde el uso de bajas potencias ( incluyendo tinturas madre ) hasta el uso exclusivo de potencias muy altas.
...
En 1948, por ejemplo, el médico homeópata Karl Saller registró las medicinas homeopáticas más usadas en el Hospital Homeopático Stuttgart, listando en total 150 medicinas. Muchas de ellas (24) fueron administradas como tinturas madre, más comúnmente se administraban bajas potencias que iban de 2X a 4X. Alfons Stiegele (1871—1956), el director de este hospital y clínico homeópata líder, usualmente no prescribía potencias arriba de 15X".

con lo que se puede concluir  que, en contra de lo que Cros afirma, no hay límite inferior para las potencias homeopáticas e incluso las tinturas madre son usadas.


III - La Ciencia Está En Nuestros Corazones, No Necesitamos Referencias

Dice Cros:

"...o por qué la acción que confiere al agua el poder de recordar es agitar el frasco correspondiente determinadas veces, o incluso golpearlo contra el lomo de una Biblia."

Si se sigue el enlace al final de su frase, se puede ver que apunta al blog de Luis Soravilla, cuya entrada referenciada "explica" el punto de marras de esta forma:

"Se sacude el cazo con energía. Los homeópatas dicen que se procede a la sucusión, para dinamizar la mezcla (sic). El fundador de la homeopatía, Hahnemann, lo hacía dando dos golpecitos al cazo con el lomo de una Biblia. Con darle un par de golpes al cazo con la mano ya vale. No muy fuertes."

Se puede verificar fácilmente que el texto de Soravilla ( quien declara ser ingeniero industrial, licenciado en humanidades y escritor ) no contiene absolutamente ninguna referencia científica o histórica para sustentar su "explicación".

Es fácil contrastar tanto a Cros como a Soravilla: