domingo, 31 de diciembre de 2017

El Sacerdocio de la Ciencia LVII - Placebo Científico



I - El Profeta De Muchos

Edzard Ernst es la mayor referencia científica de los seudo-escépticos en el combate a la homeopatía. Científicos como Guillermo Orts-Gil hacen apología de Ernst para mejorar el impacto de sus afirmaciones:

"El profesor Edzard Ernst (Wiesbaden, Alemania, 1948) probablemente sea el mayor experto mundial en terapias alternativas. Entre otras cosas, porque este médico que empezó trabajando en una clínica homeopática fue el primer catedrático en medicina complementaria del mundo e invirtió más de veinte años en estudiar científicamente aquello que se conoce como medicina alternativa."

Otros como Luis Mochán lo usan como referencia para mostrar que la homeopatía es inoperante:

"Todo lo anterior sin importar que la ineficacia de homeopatía haya sido probada en numerosas ocasiones [1-3]."

Pero al revés de lo que Mochán quisiera, es el propio Ernst quien los exhibe como embaucadores afirmando exactamente lo contrario de lo que ellos quieren hacer creer ( y según se cita en el artículo sobre Mochán y Cía ):

"MÉTODOS
...Todas las pruebas clínicas aleatorizadas, controladas por placeo, de doble ciego de cualquier intervención homeopática para prevenir o tratar dolencias infantiles o adolescentes fueron incluídas.

RESULTADOS
Un total de 326 artículos fueron identificados, 91 de los cuales fueron recuperados para evaluación detallada. Dieciséis pruebas que evaluaron 9 condiciones diferentes fueron incluídas en el estudio. Con excepción de desorden de deficiencia de atención/hiperactividad  y diarrea infantil aguda ( cada una probada en 3 ensayos ), ninguna condición fué evaluada en más de 2 pruebas clínicas aleatorizadas con doble ciego. La evidencia para el desorden de deficiencia de atención/hiperactividad y diarrea infantil aguda está mezclada, mostrando tanto resultados positivos como negativos para sus respectivas mediciones principales. Para vegetación adenoide, asma, e infecciones del tracto respiratorio superior, 2 pruebas están disponbles que sugieren no hay diferencia comparadas con placebo. Para 4 condiciones, sólo pruebas únicas están dispoibles.

CONCLUSIÓN
La evidencia de ensayos clínicos rigurosos de cualquier tipo intervención terapéutica o preventiva probando la homeopatía para dolencias infantiles o adolescentes no es suficientemente convincente para recomendaciones en ninguna condición."

¿Cuál es la respuesta de los seudo-escépticos para tan clara evidencia de que mienten cuando afirman que la homeopatía es un fraude y por tanto nunca ha habido ni puede haber resultados positivos en pruebas serias?

Podemos tomar como caso típico la respuesta de Emilio Molina, vicepresidente de la Asociación para Proteger al Enfermo de Terapias Seudocientíficas ( APETP ):


Como se puede ver, Molina elude la demoledora evidencia pretendiendo ignorar los resultados y concentrándose en la conclusión de Ernst: la evidencia no es suficientemente convincente.

Es obvo para cualquiera que un "argumento" notoriamente subjetivo ( el convencimiento de Ernst ) no puede desbancar a las pruebas objetivas ( se encontraron resultados positivos ) salvo en la mente de un fanático deshonesto y desesperado.

Pero ¿qué peso real tiene esta "conclusión" de Ernst aún con su naturaleza subjetiva?


II - Pero Si El Yoga Es De Lo Más Inofensivo

En 2014, Ernst fué coautor de otro artículo, esta vez investigando los efectos del yoga sobre la hipertensión arterial, cuyo resumen es:

"OBJETIVOS: Evaluar críticamente la efectividad del yoga como tratamiento de hipertensión.

MÉTODOS: Diecisiete bases de datos fueron buscadas desde sus inicios hasta enero de 2014. Pruebas clínicas aleatorizadas (RCTs) fueron incluídas si evaluaron yoga contra cualquier tipo de control en pacientes con cualquier forma de hipertensión arterial. Riesgo de sesgo fué estimado usando el criterio Cochrane. Tres revisores independientes realizaron la selección de estudios, extracción de datos y evaluaciones de calidad.

RESULTADOS: Diecisiete pruebas llenaron el criterio de inclusión. Sólo dos RCTs fueron de calidad metodológica aceptable. Once RCTs sugirieron que el yoga conduce a una significativamente mayor reducción en presión sanguínea sistólica (SBP) en comparación a varias formas de farmacoterapia, lectura o conciencia de la respiración, educación en salud, no tratamiento (NT), o cuidado usual (UC). Ocho RCTs sugirieron que el yoga conduce a a una significativamente mayor reducción en presión sanguínea diastólica (DBP) o DBP nocturna en comparación con farmacoterapia, NT o UC. Cinco RCTs indicaron que el yoga no tuvo efecto en SBP comparado con modificación dietética (DIM), UC mejorada, relajación pasiva (PR), o ejercicios físicos (PE). Ocho RCTs indicaron que el yoga no tuvo efecto en DBP comparado con DIM, UC mejorada, farmacoterapia, NT, PE, PR, o lectura o conciencia de la respiración. Un RCT no reportó comparaciones inter-grupo.

CONCLUSIÓN: La evidencia para la efectividad del yoga como tratamiento de hipertensión es alentadora pero no conclusiva. Mayores y más rigurosas pruebas parecen justificadas."

Los señalamientos sobre la calidad de los estudios son llamativos:

"En general, la calidad metodológica de los RCTs incluídos fué pobre. Los estudios de la más alta calidad y del mayor tamaño muestral mostraron reducciones significativas en SBP y DBP. La evidencia de RCTs para tratar alta BP es entonces alentadora pero cualquier juicio definitivo debería ser evitado por varias razones".

El artículo se extiende por varios párrafos señalando las deficiencias de los estudios, pero a pesar de todos los señalamientos, el consejo final es que

"Siguiendo el sistema Gradación de Valoración de Recomendaciones, Desarrollo y Evaluación (GRADE), una recomendación débil para el uso de yoga en alta BP puede ser dada, ya que no hubo efectos adversos (AE) serios"


III - ¿A Quién Se Le Va A Ocurrir Comparar Mis Artículos?

Para estas alturas, un lector con el mínimo de capacidad de comprensión y honestidad ya sospechará algo extraño:

Los criterios para concluir sobre la evidencia del inocente yoga no parecen ser los mismos que para la odiada homeopatía.

Es fácil sustentar la observación anterior:

En la revisión sobre homeopatía, una de las pruebas sobre deficiencia de atención/hiperactividad y ambas sobre diarrea que dieron resultados positivos a la homeopatía tenían la máxima calificación en el criterio usado ( Jadad ) para evaluar su metodología.

Mientras que para la revisión de yoga, el que los mejores estudios muestren resultados positivos motiva una muy cauta expresión positiva, en la de homeopatía sirve para explicar objeciones técnicas:

"Una forma de producir una indicación del peso de la evidencia para una particular indicación(sic) es combinar la calidad de la evidencia con el nivel de evidencia / RCT con una calificación Jadad de 5 ) y el volumen de la evidencia. Entonces, incluso si la calidad y el nivel son altos ( o sea un RCT riguroso ), el peso sólo puede ser considerado bajo para una indicación particular si el volumen es pequeño ( o sea una sola prueba )."

Es obvio que Ernst y Cía buscan una excusa para descalificar a la homeopatía cuando en el el caso del yoga el igualmente pequeño número de pruebas positivas no les causa ningún problema para ser positivos.

La diferencia es aún más escandalosa cuando se tiene en cuenta todos los señalamientos de deficiencias en los estudios sobre yoga:

"Esta RS levela una falta de rigor metodológico y reporteo pobre en casi todos los  RCTs. Por ejemplo, sólo 5 (29.4%)  RCTs tuvieron tamaños de muestra razonablemente grandes. ..Ninguna de las pruebas hizo un intento para controlar para efectos placebo empleando procedimientos de simulación. Otras fuentes de sesgo incluyeron falta de cálculos de potencia y tamaño muestral, distribución igual entre brazos de estudio, o cumplimiento del paciente con el régimen de yoga"

Esta discusión sobre las deficiencias de los estudios admitidos ( la cita anterior es apenas una fracción minúscula del total ) no existe en el artículo sobre la homeopatía. La excusa para degradar la validez de un artículo sobre homeopatía con calificación perfecta es la única discusión sobre la calidad de las investigaciones sobre homeopatía.

Y claro, a pesar de que la calificación Jadad de los estudios positivos a la homeopatía es perfecta (5), no sólo alta como en el caso de la calificación Cochrane de los estudios positivos al yoga, sobre recomendar su uso según el sistema GRADE, ni locos que estuvieran.


IV - Pero Qué Insistencia Con Aplicarme Mis Propias Palabras

Aunque en la sección anterior hay suficiente eviencia para demostrar que Ernst y sus compinches son intencionalmente sesgados al calificar sus hallazgos, hay una evidencia más a analizar.

Como se citó de su discusión sobre las pruebas admitidas:

"Ninguna de las pruebas hizo un intento para controlar para efectos placebo empleando procedimientos de simulación."

Dice Ernst en este artículo:

"Creo que hay un mensaje digno de tomarse en cuenta aquí: RCTs con tal diseño ( sin control adecuado para efectos placebo ) puede fácilmente generar resultados falsos positivos ( en este caso eso no sucedió, pero de todas formas era un posible resultado ). Tales estudios son populares pero tremendamente inútiles: no avanzan nuestro conocimiento una sola iota. Si es así, no deberíamos despilfarrar nuestros recursos en ellos porque, en el análisis final, no es ético. En otras palabras, debemos impedir financiar investigación que tiene poca o nula oportunidad de avanzar nuestro conocimiento"

Ernst no sólo justifica el yoga con criterios que sirvieron para condenar la homeopatía, sino que encima lo hace usando información que él mismo califica de tremendamente inútil.

No se crea que esta es la primera vez que sorprendemos a Ernst siendo condenado por su gran bocota ( y su inquebrantable cinismo ): en este artículo se narra cómo resulta condenado por otra de sus pontificales expresiones al evitar responder a los cuestionamientos sobre su actitud simuladora y mentirosa.

Al igual que otros grandes embaucadores seudo-escépticos ( por ejemplo John Maddox ), Ernst se cree por encima de sus propias reglas y les juega el dedo en la boca a sus adeptos, confiado en que son demasiado estúpidos y deshonestos para darse cuenta de sus engaños y dejar de creer en él y su doctrina.


V - Garbage In, Garbage Out

Como se ha visto en este artículo, no sólo las conclusiones de Ernst y compinches son absolutamente arbitrarias, basadas en condiciones que unas veces sirven para aprobar y otras para condenar, según la ideología y no según los datos. También se ha demostrado que Ernst y sus compinches usan información que el propio Ernst califica de basura, no sólo invalidando su "ciencia" sino exhibiéndose a si mismo como un charlatán.

¿Cuál es entonces la relevancia de la cita de Ernst que motiva todo este análisis, donde declara que hay resultados positivos a la homeopatía?

La respuesta es obvia:

Ernst podrá ser un charlatán pero sigue siendo la mayor referencia "científica" del negacionismo homeopático. Y como tal, que él certifique esos resultados positivos que su ralea jura nunca han existido ni pueden existir los retrata a todos ellos como embaucadores.

Y si, como vemos, no pueden recurrir a sus conclusiones para saltarse los resultados que no pueden soportar, Molina y correligionarios tendrán que encontrar otra coartada para explicar porqué Ernst los pone en evidencia.



Conclusión

Conforme más se estudia el trabajo de Edzard Ernst, más se advierte la grosera ignorancia y charlatanería de los negacionistas de la homeopatía.


Enlaces

Antecedente: Banzai

No hay comentarios.:

Publicar un comentario