martes, 10 de abril de 2012

La Religión de la Ciencia I

Desde luego no puede existir una religión del Establishment Científico sin una doctrina. Es esta doctrina la que encauza las científicas mentes de los devotos hacia donde conviene que se encaucen: lejos de la apostasía seudocientífica y cerca de los valores oficiales del Establishment Científico...y alguno que otro generoso patrocinador.

En este artículo, empezaré a analizar los fundamentos de los dogmas, que el diccionario define como:

Dogma
(Del lat. dogma, y este del gr. δόγμα).
1. m. Proposición que se asienta por firme y cierta y como principio innegable de una ciencia.


I - El Dogma del Estudio como Único Origen de la Verdad.

En este artículo empecé un acercamiento a la realidad del estudio como fuente absolutamente confiable de la verdad. Mostré cómo los devotos creen que el estudio es fuente definitiva de certidumbre.

Pero el problema es aún más grave: no se trata sólo de que lo que dice un estudio es necesariamente cierto, sino que absolutamente cualquier cosa, incluso la más evidente, requiere de un estudio para tener alguna certeza. Veamos lo que dice un ferviente creyente:

"Bueno, aquí no acaban los dilemas. Se supone que la mejor paella es la que se hace con leña de naranjo. Aún a riesgo de levantar alguna ira diré que no tengo demasiado claro que esto influya en el sabor, más allá de la carbonilla que le puede caer a la paella. ... Puesto que he probado paellas excepcionales hechas en fuego de gas me atrevo a decir que sobre las paellas a leña hay más leyenda que hechos científicamente constatables."

Cuando se le argumenta lo que cualquiera que sepa algo de cocina ha experimentado ( que la comida cambia notoriamente de sabor cuando guisada a leña ), el cientifiquísimo aficionado dice:

"Ya sabía yo que este punto sería polémico. Obviamente solo podemos especular, puesto que no conozco ningún estudio de doble ciego... tengo un tío que lleva 50 años haciendo paellas y es un defensor de los paelleros de gas. Supongo que es una cuestión abierta."

Entonces, lo que cualquiera con un poco de experiencia sabe y puede percibir, ya no es válido. Se necesita un estudio de doble ciego para ser rigurosamente científico y poder decir si la comida cocinada con leña sabe diferente.

Enrique Ganem refuerza la idea:
"Por otro lado, si ud. quiere saber si la homeopatía funciona o no, tiene que hacer experimentos doble ciego".

Obviamente esta enseñanza tiene un propósito: arrancar de la mente de la gente que lo observable sea válido. Solo los Santos Expertos pueden darnos el regalo de la verdad através de complicados y caros medios que nadie conoce realmente pero todos invocan.


II - El Dogma de la Anécdota Caída.

Como se menciona arriba, si El Estudio lo es todo en cuestión de veracidad, la pecaminosa anécdota no prueba absolutamente nada, ni siquiera el sabor de la comida.

El aficionado arriba citado ya no distingue entre hacer valoraciones cualitativas básicas y entrar en investigaciones cuantitativas rigurosas. Para él, cualquier percepción empírica de la realidad debe ser abandonada.

Martín Bonfil prueba que esa es la doctrina oficial del Establishment Científico:

"el problema es que la evidencia anecdótica no basta en ciencia, y pesar de que miles de personas en todo el mundo afirman que resulta efectiva"

Esto se repite ad nauseam por la enorme mayoría de articulistas y comentaristas de corte cientifico: 

"Las anécdotas no hacen ciencia y no son prueba de nada...Otro aspecto importante sobre el valor nulo del testimonio, es que no importa si es un testigo o si son miles. El número no hace más valido el testimonio. Un testimonio es tanta prueba así como mil testimonios. Es decir, no prueban nada."   Referencia

Según el articulista anterior, también el sentido común ( además de algunos procedimientos estadísticos ), que nos indica que un fenómeno repetitivo tiene más fuerza que uno casual o raro, debe ser abandonado.

A pesar de que el método científico posiciona a la observación como el paso fundamental, los devotos han sido inducidos a creer que observación es sólo lo que los expertos hacen.  El mismo articulista lo resume así:

"El que una persona crea o suponga que un tratamiento alternativo lo curó, no es prueba de que ese tratamiento alternativo en verdad lo curó. Muchas personas creen que pasarse un huevo crudo por el cuerpo libra de las “malas vibras”" 

Entonces, cualquier no-experto no hace observación, sólo practica la creencia.

Y por tanto, la reducción sarcástica al absurdo o la comparación con tonterías son lo indicado para acabar de alejar al débil de corazón de pensamientos malsanos, como lo muestra Enrique Ganem:

"Sería tan irracional como poner en duda la redondez de la Tierra...qué evidencia puede ud. mostrar que revele que la Tierra no es redonda, qué evidencia puede ud. mostrar que no existen las moléculas y los átomos...por que si fuera cierto lo que dice la homeopatía con respecto a la dilución"   Referencia

El dogma invade todos los aspectos de la percepción de la realidad: 

"Las "evidencias" que usted pone sobre la supuesta charlataneria de Randi son simples y convenientes anecdotas, algunas de ellas publicadas en periodicos, en todo caso no es otra cosa que simples criticas subjetivas, la critica es buena, pero eso no es evidencia de nada."

Así que incluso para evaluar la conducta y ética de una persona, la observación ya no es válida y la presentación de hechos fehacientes no es evidencia.


Conclusión

Como ya dije, se puede argumentar que estos son ejemplos escogidos de ignorancia al límite. No es el caso. Son una muestra perfectamente típica de la idea común de ciencia en varios países y continentes.

En artículos siguientes continuaré analizando el tema.


Referencias

Continuación: Doctrina y Dogmas II

2 comentarios:

  1. Cuan erróneo es el punto de los escépticos, por ejemplo en ciencias sociales las anécdotas si pueden servir de cierta evidencia (métodos cuantitativos). ¿Que habrá de Historia? ¿Será entonces que las ciencias sociales son pseudociencias?

    Lo increíble es que los escépticos se suelen contradecir, por ejemplo citan mucho el caso de Thomas Sam como EVIDENCIA de que la homeopatía es muy muy mala:

    http://richarddawkins.net/articles/3930

    En otros casos afirman que han ido con homeópatas o con acupuntores y les ha ido mal, por lo que para ellos es fraude y para los demás lo debe ser. Es decir validan sus propias anécdotas, ejemplos de ello abundan en los blogs escépticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto de las ciencias sociales como seudociencia:

      Si el axioma de Asimov ( Contra la estupidez, los propios dioses luchan en vano ) es correcto, más nos valía aprovechar el "área de oportunidad" e iniciar un movimiento como el 10²³ pero contra la historia, que además es enormemente perniciosa para grupos de poder similares a los que apoyan a los cientificoides anti-homeopatía.

      Claro, hasta que metamos la pata demasiado y nos dejen a nuestra suerte, como les pasó a los de NCAHF.

      Hablando de ciencia, pretendo ahondar en el tema de la historia de la enfermedad antihomeopática y la del mismo Hahnemann, que está muy contada pero para mí es una revelación interesante, especialmente porque los "detractores" de la homeopatía pretenden siempre hacer pasar por un chiflado que inventó la homeopatía en 5 minutos, a un sujeto que a los 14 años ya era sustituto del maestro de latín en su escuela, y a los veintitantos manejaba 6 o 7 idiomas, produciendo en un solo año 2200 páginas impresas de traducciones al alemán.

      Eliminar