viernes, 3 de agosto de 2012

Aditivos Alimenticios III - Benzoato de Sodio

"El promedio de vida, en general, está entre los 70 y 80 años, y es más alto en las ciudades, en donde se consumen más alimentos con aditivos"
Enrique Ganem



El benzoato de sodio ( código E211 como aditivo alimenticio ) es una sal de sodio. Se obtiene reaccionando ácido benzoico con hidróxido de sodio.

Aunque el precursor ácido benzoico es más efectivo en su función antimicrobiana, se usa el benzoato por su mucha mayor solubilidad ( unas 200 veces ) , por lo que esta sal es favorita como conservador de prácticamente cualquier alimento procesado que se consulte, especialmente refrescos, debido al uso de HFCS ( jarabe de maíz ), aunque también se usa como conservador en encurtidos, salsas, jugos de frutas, panificados químicamente leudados e incluso fármacos.



A continuación se describen sus principales efectos nocivos conocidos.

"Universidad de Southampton
2004
Los efectos de un reto de doble ciego, controlado por placebo, de colorantes artificiales y conservador benzoato en la hiperactividad en una muestra de población general de niños preescolares.

Resultados: Hubo reducciones significativas en comportamiento hiperactivo durante la fase de supresión. Más aún, hubo incrementos significativamente mayores en comportamiento hiperactivo durante el periodo activo que durante el periodo de placebo basado en reportes de los padres...No hubo diferencias significativas  detectadas basadas en pruebas objetivas en clínica"   Referencia

"The Lancet, Volume 370, Issue 9598, Pages 1560 - 1567, 3 November 2007
 Aditivos alimenticios y comportamiento hiperactivo en niños de 3 y 8/9 años en la comunidad: una prueba aleatorizada, de doble ciego y controlada por placebo.
...
Interpretación
Colorantes artificiales o un preservativo de benzoato de sodio ( o ambos ) en la dieta resultaron en hiperactividad incrementada en niños de 3 y 8/9 años de edad en la población general."   Referencia

"Consumo de refrescos e hiperactividad, ansiedad y problemas conductuales entre adolescentes en Oslo, Noruega.
Lien L, Lien N, Heyerdahl S, Thoresen M, Bjertness E.

OBJETIVOS:
Examinamos si altos niveles de consumo de bebidas azucaradas estaban asociados con angustia mental, hiperactividad y problemas conductuales.

RESULTADOS:
Hubo una relación dosis-respuesta en forma de J entre consumo de refrescos y angustia mental, problemas conductuales, y puntuaciones totales de dificultades de salud mental; esto es, adolescentes que no consumieron refrescos tuvieron puntuaciones más altas ( indicando peores síntomas ) que esos que consumieron refrescos a niveles moderados pero menores puntuaciones que esos con altos niveles de consumo. La relación fue lineal para hiperactividad. En un modelo de regresión logística, la asociación entre consumo de refrescos y problemas de salud mental permaneció significativo tras ajuste para variables conductuales, sociales y relacionados a alimentación. Los más altos indices ajustados de probabilidad fueron observados para problemas conductuales entre chicos y chicas que consumieron 4 o más vasos de refrescos azucarados por día.

CONCLUSIONES:
Altos niveles de consumo de refrescos azucarados fueron asociados con problemas de salud mental entre adolescentes incluso tras ajuste por posibles confusores."   Referencia


IIb - Potenciador de toxicidad

"La toxicidad de soluciones de amoniaco usualmente no causa problemas para humanos y otros mamíferos dado que existe un mecanismo específico para prevenir su acumulación en el torrente sanguíneo"   Referencia

"Más recientemente, una nota de precaución fué presentada dado que se ha demostrado que en animales experimentales, el benzoato de sodio potencializa la toxicidad del amoniaco e inhibe la síntesis de urea in vitro. Esto ha sido más confirmado en el trabajo aquí presentado y el mecanismo por el cual el benzoato incrementa mortalidad y los niveles de amoniaco en sangre de ratones a los que se les dió acetato de amonia han sido también estudiados"   Referencia


IIc -Cancerígeno

"En combinación con el ácido ascórbico ( vitamina C, E300 ), los benzoatos de sodio ( E211 ) y potasio ( E212 ) forman benceno, un conocido carcinógeno. Sin embargo, en la mayoría de bebidas que contienen ambos, los niveles de benceno están por debajo de los considerados dañinos para consumo. Calor, luz y vida de estante pueden afectar el índice al que se forma el benceno"   Referencia

"Varias autoridades han establecido límites en contenido de benceno de agua para beber.
Organización Mundial de la Salud (WHO): 10 ppb.
...
Tomando el peor ejemplo hallado a la fecha de una bebida conteniendo 87.9 ppb de benceno, alguien que beba una lata de 350ml ingeriría 31μg de benceno, casi equivalente al benceno inhalado por un motorista rellenando el tanque de combustible por tres minutos."   Referencia

Si bien la referencia hace comparación con otras fuentes de benceno mucho mayores, el caso es que también se cita que la Organización Mundial de la Salud recomienda que el contenido de benceno del agua sea menor a las 10 ppb, con lo que un bebedor de bebidas embotelladas adicionadas con benzoato está consumiendo, en el peor de los casos registrados, ocho veces más benceno que el límite recomendado para el agua.


IId - Daño al ADN

"El profesor Peter Piper de la Universidadd e Sheffield afirma que el benzoato de sodio por sí mismo puede dañar e inactivar partes vitales del ADN en la mitocondria de las células. "La mitocondria consume el oxígeno para darle a ud. energía y si ud. la daña - como sucede en un número de estados patológicos - entonces la célula empieza a funcionar seriamente mal. Y hay una matriz completa de padecimientos que están ahora ligados a daño de este ADN - Parkinson y una buena cantidad de padecimientos neuro-degenerativos, pero sobre todos el proceso completo de envejecimiento"   Referencia


IIe - Daño aumentado en combinación con otros aditivos

"Exposición a aditivos alimenticios no nutritivos durante la ventana de desarrollo crítico ha sido implicada en la inducción y severidad de desórdenes conductuales como desorden de hipercatividad con déficit de atención ( ADHD ). Aunque se cree que el uso de aditivos alimenticios únicos en sus concentraciones reguladas es relativamente seguro en términos de desarrollo neuronal, sus efectos combinados permanecen poco claros. Por ello examinamos los efectos neutotóxicos de cuatro aditivos alimenticios comunes en combinaciones de dos ( Azul Brillante y ácido L-glutámico, Azul Quinona y aspartame ) para evaluar interacciones potenciales.
...
Se observó sinergia significativa entre combinaciones de Azul Brillante con L-ácido glutámico, y Amarillo Quinoleína con aspartame, en ambos modelos.
...
Se halló inhibición de crecimiento de neuritas a concentraciones de aditivos teóricamente conseguibles en plasma por ingestión de unos típicos refrigerio y bebida. Adicionalmente, se usó exclusión por colorante Azul Tripán para evaluar la toxicidad celular de aditivos alimenticios en viabilidad celular de células NB2; ambas combinaciones tuvieron un efecto aditivo directo en citotoxicidad."   Referencia

Aunque esta investigación no es directamente sobre benzoato, se alude la combinación de diversos aditivos dado que en los productos reales, tal combinación es la norma y desde luego aplica al benzoato por su amplio uso.


Conclusión

Estos no son todos los daños causados por el inofensivo ( según Enrique Ganem ) benzoato de sodio, pero son suficientes para mostrar fehacientemente su alta peligrosidad, que sumada a su muy extendido empleo ( como se mencionó en el apartado I ), lo configura como uno de los peores aditivos en uso.


Referencias

Antecedente: Aspartame y MSG

No hay comentarios.:

Publicar un comentario