sábado, 7 de enero de 2012

La Religión de la Ciencia - Introducción

Para los creyentes de la ortodoxia, la religión es exactamente la antítesis de La Ciencia. Tales creyentes señalan con dedo flamígero que en el otro bando todo es dogma insustanciado, engaño y estafa, mientras que en La Ciencia tales cosas son Hechos Aislados(MR) y que el estándar MUY general es rigurosidad, escepticismo saludable e impersonalidad. La Iglesia Católica y su milenario comportamiento son usados como modelo absoluto del comportamiento religioso para "probar" que todo lo que sea religión es opuesto a Ciencia y que La Ciencia es el Unico Camino Verdadero(MR). Enrique Ganem se embarca frecuentemente en alocuciones de este tipo, ponderando que en La Ciencia no existen las vacas sagradas ni los tabúes, y que es el más socialista y comunitario de los entornos, donde La Razón es la única herramienta y El Conocimiento el único objetivo.

La realidad es otra, y se caracteriza principalmente por la existencia de un establishment, una cultura predominante que excluye a otras formas de ver las cosas y que tiene que ver muy poco con la ciencia verdadera o arquetípica.

Peor aún: religión y establishment presentan modelos y comportamientos notablemente similares, cosa poco extraña si se piensa que estan hechas de los mismos ingredientes: humanos, intereses inmediatos y motivaciones subjetivas.

Es obvio que es imposible y quizá hasta indeseable pretender renunciar a la naturaleza humana en la ciencia. El problema empieza cuando se recurre a la justificación y al autoengaño para hacerse de la vista gorda respecto de los problemas y, en una actitud universal pero que en Mexico hemos reinventado, llamar traición y resentimiento a cualquier señalamiento de las fallas. Lo cual podría ser doblemente irónico hablando del establishment científico, si se tiene en cuenta que es de sobra conocido que en un esquema metódico y ordenado, el primer paso para arreglar cualquier problema ( antes de acomodarle algun eufemismo infantil como reto o área de oportunidad ) es admitir que existe. Y el establishment científico, como estructura formal y en voz de la enorme mayoría de sus devotos, se dedica a minimizar o negar los problemas estructurales.

Esta es una condición común. Los devotos del deporte hablan de él en la misma forma reverente y supranormal que los científicos de La Ciencia. El Deporte ( o El Futbol, u otros entes paranormales similares ) están por sobre las flaquezas humanas, dicen.

Hay que entender ( nuevamente en México esto es virtualmente imposible ) que el atacar al establishment no implica la defensa de la religión. Aquí el punto no es defender el misticismo. Lo que se persigue es diferenciar la ciencia ideal de la realidad práctica y ver que si los problemas son sistémicos y sistemáticos, el establishment científico está traicionando su objetivo, ralentizando el desarrollo de la verdadera ciencia y dandole atole con el dedo a muchos.

En esta especie de subespacio de este blog, me dedicaré a analizar y apuntar las características de la ciencia en el Mundo Real(MR), en una forma iconoclasta y completamente herética, con un adagio por única preocupación: el pecado es decir mentiras.


Aclaración:

Mi crítica es, como digo en el penúltimo párrafo de esta introducción, hacia la realidad práctica, llamada por mí en esta serie de artículos El Establishment Científico. El arquitipo, el modelo científico ideal o referencial, es identificado como la ciencia, así en minúsculas.

Yo soy fiel creyente del modelo científico abstracto. Estoy cierto de que es El camino. Mi problema es con creer o hacer creer a neófitos desprevenidos que la implementación actual del mundo real se acerca o está orientada siquiera en esa dirección.

Y mi objetivo es mostrar pruebas fehacientes de dicha diferencia.

8 comentarios:

  1. Yo llegué a la conclusión de que no vale la pena enfrascarse en la discusión de que lo opuesto a la religión es la ciencia. Yo creo que lo opuesto a una religión es simplemente otra religión. Ya que los dogmas que presentan son mutuamente excluyentes o no puedes creer en dos dioses al mismo tiempo, jajajaja. Aunque hay muchos con pensamiento sincrético y no se dan cuenta de su error de lógica. Ese es otro problema.
    Estoy de acuerdo con tu segundo párrafo: "La realidad es otra. Y peor aún: ambas casas presentan modelos y comportamientos notablemente similares, cosa poco extraña si se piensa que estan hechas de los mismos ingredientes: humanos, intereses inmediatos y motivaciones subjetivas." Por supuesto, no podemos dejar de considerar quién es quien hace la ciencia. Es como cuándo alguien dice que tiene un periodismo objetivo, no hay nada más erróneo. No existe el periodismo objetivo, todo el está filtrado, sesgado, maleado por la subjetividad de del individuo que produce esa pieza. Es lo mismo en la ciencia. Análisis de este tipo abundan en el área de filosofía de la ciencia (un amigo dice que es la venganza de la filosofía con la ciencia).
    Lo que no me gusta es la etiqueta de religión de la ciencia. No porque unos individuos que no entienden de ciencia pero adoptan dogmas "en nombre de la ciencia" vas a descalificarla. Desafortunadamente si algo carece el humano es de autocrítica, es una pena que muchos científicos no sepan de filosofía de la ciencia.
    Yo pienso que la ciencia es un modelo para adquirir conocimiento y hoy por hoy es el mejor modelo que tenemos. No significa que no pueda haber otros, pero hasta ahora no los conozco ni los he visto desarrollarse. El modelo no es perfecto, ya que no es inmune a la política (pero quién es?).

    ResponderEliminar
  2. Realmente la descalificación es hacia La Ciencia, así, con mayúsculas. O sea esa estructura formal, ortodoxa, que menciono, en oposición al método formal, que es de lo que tu hablas.

    Estoy de acuerdo en que la ciencia es lo mejor que hay. Mi punto entonces es que la ciencia práctica tiene en general poco contacto con esa ciencia arquetípica, por mas que apologistas como el Dr. Ganem y los aficionados citados digan otra cosa.

    Lo que tu comentario denota es que a mi artículo le falta explicitar esa diferencia aquí, en la introducción, aunque según yo se va entendiendo en el resto de la serie.

    No he leído nada de la filosofía de la ciencia. Mis descalificaciones son el resumen de mi experiencia y observación. Quizá gustes recomendarme algo que un aficionado a la ciencia con poca paciencia para la filosofía formal no encuentre demasiado árido.

    Gracias por la participación.

    ResponderEliminar
  3. Lee a Karl Popper y a Thomas Kuhn para empezar. Kuhn es de mis favoritos, además él era físico de origen y luego se fue a la filosofía de la ciencia. Yo también a veces me desilusiono de la ciencia y la forma en que se práctica. La lucha de poder, los interes politicos y la lucha de egos son ingredientes inherentes a la práctica científica humana, jajaja. En el mundo ideal, la ciencia es un buen modelo.
    Otro ejemplo que iba a poner es sbre la religión. Hay muchas clases de devotos, hay quienes entienden los principios de la religión y tiene una vida espiritual acorde y hay quienes creen pero no tienen nociones claras y su vida es guiada de forma inconsistente. Cuando vas a criticar a la religión, críticas a los bien orientados o a los desorientados? La crítica a la Religión sería enfocada a los bien orientados, no crees? Los que están confundidos están confundidos y ya, no vale la pena ahondar porque ellos no han ahondado. Es lo mismo con la ciencia, el Dr Ganem es un desorientado, jajaja. Si te das cuenta sus razonamientos se contradicen. Es ortodoxo en la ciencia pero no acepta la evidencia del calentamiento global PLOP!

    ResponderEliminar
  4. Voy a hacerlo.

    No, al revés. Los bien orientados tienen poco que ser criticado, porque normalmente poseen, como dices, congruencia y moralidad, en el sentido amplio del término. Cuando hablo de la Iglesia Católica, hablo del grueso: los que no saben ni la diferencia entre catolicismo y cristianismo, los que dicen que toda la religión es como el catolicismo, los que basan su vida en la creencia de instituciones que ni conocen, etc.

    Yo trato de darle al Dr. Ganem el beneficio de la duda en la dualidad ignorancia/mala fé. Pero eso es cada vez más difícil porque en la práctica, la mala fé del pensamiento de derecha está basada en la ignorancia profesada, y entonces ambas cosas se vuelven indistinguibles.

    ResponderEliminar
  5. el probema de Ganem es que es una figura pública que es tendenciosa y mal informada. Pero claro que los bien orientados y congruentes pueden ser criticados, porque no existen verdades absolutas. Al contrario, enfrascarte en un argumento con alguién confundido y desorientado es estéril porque se guían por su sentido común y no por la razón y los argumentos.

    ResponderEliminar
  6. Es cosa de definiciones. Y de escalas. Yo tengo un ejemplo armado para mostrar que la discusión es casi siempre tan chabacana y a tal nivel de ignorancia, que casi nunca se llega al nivel donde la sutileza importa y la incertidumbre hace dificil decidir entre los argumentos. Haré un artículo sobre ello. En este sentido, discutir al nivel de los bien orientados es un ejercicio refrescante y donde puede ser imposible criticar, si uno se atiene a la fracción de la escala total que ese segmento representa.

    ResponderEliminar
  7. Concuerdo. La idea de la ciencia y la religión como opuestos absolutos siempre me ha parecido en extremo simple y, por qué no decirlo, infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque es la definición de la autojustificación y pontificación hipócritas.

      Te sugiero ver esta serie para mayor referencia.

      Eliminar