martes, 29 de enero de 2013

El Sacerdocio de la Ciencia XV - Superstición Médica

Dice Mauricio-José Schwarz:

"Gran oportunidad para recordar que, independientemente de la creencia popular, los médicos son técnicos altamente especializados y no científicos...No es raro que los médicos, como técnicos especializados, tengan supersticiones, pero no hay que darles credibilidad."

A continuación se analiza lo dicho por Schwarz.


I - Sin credibilidad automática

En esta ocasión, Schwarz  habla en contra de los médicos y la tendencia popular a atribuirles razón a priori en base a una veneración arcaica, que debería según él desaparecer en esta era científica.

Finalmente, dice, los médicos son técnicos especializados y poco más. Y su cualificación no es la ciencia, por lo que lo que sus "supersticiones" no debe ser objeto de credibilidad automática.


II - ...excepto cuando validen lo que yo digo

Como se cita en este artículo, Schwarz dice:

"...y se pueden cotejar con médicos y científicos (que son a los que yo consulto y a los que debes consultar tú)"

Entonces, resulta que los médicos ahora si son fuentes autorizadas de conocimiento certero, y no estamos preocupados por sus supersticiones ni necesitamos ningunearlos como técnicos especializados, incluso aunque los médicos que Schwarz consulta digan exactamente lo contrario de científicos reputados de amplia experiencia en el campo de interés, y prediquen cosas demostradamente falsas.


III - La diferencia entre técnicos supersticiosos y referencias científicas

Es obvio que la diferencia entre los técnicos superticiosos y los referentes científicos es, según Schwarz, lo que apoyan: si un médico respalda los dogmas de Schwarz, es par de científicos como referencia seria. Si, en cambio, predica lo que Schwarz detesta, es sólo un técnico especialista sin más autoridad.

Como se narraba en el artículo anterior de esta serie, Schwarz no tiene el menor empacho en usar la doctrina del doble rasero en la forma más cruda y grosera posible, validando y descalificando, según convenga, basado en el mismo argumento. Y el caso del presente artículo demuestra fehacientemente las conclusiones del anterior.

Y como es común en los seudo-escépticos, no se trata de discutir la creencia incorrecta y argumentarla, sino de descalificar al gremio completo para que el público no tenga la tentación de creer alguna de las doctrinas propuestas.


IV - La ciencia del doblez

En los ejemplos del presente artículo y anteriores se puede ver que la deformación y el doble discurso no son situaciones puntuales en el culto seudo-escéptico, sino que forman parte medular de su sistema de creencias.

Los seudo-escépticos pueden aprobar o satanizar absolutamente cualquier cosa por el mismo exacto mecanismo, dependiendo de lo que convenga a sus intereses y a despecho de cualquier idea de seriedad o congruencia, conceptos que les son completamente extraños.


Conclusión

El patrón presentado en los artículos anteriores se vuelve a observar sin solución de continuidad


Referencias

Antecedente: El Sacerdocio de la Ciencia XIV
Continuación: El Sacerdocio de la Ciencia XVI

4 comentarios:

  1. Esta discusión me recuerda a la que leí en alguna ocasión del tal Papa escéptico, este tipo aseguraba lo mismo aunque con un estilo barriobajero.

    La idea de que los médicos no son mas que técnicos se puede rastrear en los archivos (revistas como elescéptico o el sitio de el escéptico digital) cuando los seudoescépticos decían no hace mas de diez años que por ejemplo "la homeopatía, la acupuntura y las hierbas no estan respaldadas por ningún médico o científico" hoy en día ya no dicen eso, pues ajustan y mutan sus propios argumentos para redefinirlos en el contexto actual que va contra sus dogmas randianos.

    Si Schwarz cree (por que no es un hecho sino una creencia y un mito) que los médicos no son científicos, debería de cotejar los planes de estudio donde se ve claramente que existen materias como metodología, estadística y diseño de estudios clínicos a nivel licenciatura o pregrado. Schwarz de hecho nunca estudio medicina aunque asegura haber estudiado anatomía y farmacología. Al parecer tengo entendido que Schwarz fue estudiante de psicología en la UNAM y de antropología física en la Escuela Nacional de Antropología e Historia, dos carreras que nunca termino. Pero no le impide llamarse "periodista científico". Aunque nunca se licencio ni en periodismo ni siquiera tiene carrera alguno. Es evidente que no es necesario tener una carrera para destacar en una área (muchos científicos nunca terminaron una carrera) pero sería grotesco querer justificar con esto a Schwarz quién no ha aportado nada a la ciencia.

    Por lo que si aplicamos el mismo esquema de Schwarz tendríamos que los ingenieros son meros técnicos y los físicos son los únicos científicos puros. La acusación de Schwarz es muy similar a los mitos que se dan entre los físicos y los ingenieros (los primeros son científicos y los otros solo aplican y ya), los químicos y los ingenieros químicos, los filósofos y los antropólogos y sociólogos, etc. definiendo estándares de pureza míticos entre que unos se dicen mas científicos que los otros, aunque al final de cuentas los primeros necesitan del segundo y visceversa (por ejemplo hay ingenieros del IPN que se hicieron físicos en la UNAM).

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Mi formación es Licenciatura en Recursos Humanos con Maestría en Administración. Mi formación incluye 3 materias de metodología e investigación, 5 de estadística, 2 de diseño de instrumentos y 2 de técnicas de innovación de sistemas. Trabajo como consultor empresarial APLICANDO el conocimiento GENERADO por investigadores científicos. ¿Eso me hace científico?

    ResponderEliminar