domingo, 2 de diciembre de 2012

Alimentación V - Refrescos Mitológicos II

 En el artículo anterior de esta serie, mostraba cómo Enrique Ganem absuelve a los refrescos de todo efecto pernicioso, a despecho de investigaciones, estudios y hasta recomendaciones de organismos internacionales de salud pública.

Sin embargo, el problema con Enrique Ganem y los refrescos parece ser mucho más complejo de lo que a primera vista pudiera parecer.


I - Un pasito pa'delante

Por ejemplo, el 9 de mayo de 2012, explicando sobre las nubes, Enrique Ganem hace una pausa para decir:

"...me tengo que tomar un poquito más de glucosa por ahí, a ver si me echo un refresquito, porque estoy cuatrapeando las palabras"

que no le pide nada a los comerciales insertados en los programas matutinos de la televisión y va en perfecta concordancia con lo mostrado en el artículo anterior: promoción descarada de los refrescos.


II - Y un pasito para atrás

El 26 de noviembre de 2012, Enrique Ganem dice:

"En época de calor, una sandía bien fría puede producir una satisfacción tan profunda como el mejor de los refrescos embotellados y con menor impacto en nuestra salud"

¿Menor impacto?!?!?

¿Pero qué no quedamos que los refrescos son básicamente innocuos?

¿Que no quedamos que nadie se cae muerto por la calle por tomar refresco, lo que prueba que son completamente seguros?

Recordemos su expresión, citada en este artículo:

"no va a ser el refresco el que le va a producir el problema. Va a ser su falta de responsabilidad para tratarse un problema de salud que ya tenía de antes."


III - La dicotomía

Al igual que en el caso de la carne y el del autismo, Enrique Ganem se debate entre dos fuerzas: seguir el impulso de sus intereses/gustos o atender a la verdad científica. Un conflicto que produce un continuo zig zag, como puede verse aquí y en los ejemplos referidos.

En este caso y después de asegurarle a su auditorio que los diabéticos irresponsables y los sicóticos que se beben litros de líquido de un jalón son los únicos en riesgo, Enrique Ganem viene a admitir que un sólo refresco tiene impacto en nuestra salud, un impacto evitable con suma facilidad.

Por supuesto es cierto que un sólo refresco ya tiene impactos negativos en la salud, y que lo citado en el artículo anterior es una mentira rayana en lo criminal. Lo que es incierto es la razón de creer que se puede decir primero una cosa y luego la otra sin que nadie se dé cuenta.


Conclusión

El propio Enrique Ganem confirma la toxicidad de los refrescos, en contra de su propio dicho.


Referencias

Antecedente: Herbívoros Compulsivos I
Continuación: Otro Bistecito Para Los Embaucadores
Relacionado: Refrescos Mitológicos I

11 comentarios:

  1. Esto es un descaro total. Los pseudoescépticos suelen decir que los alternativos, magufos y demás son quienes (y solo ellos) hacen publicidad engañosa (desgraciadamente eso es cierto en muchos sitios y en los llamados productos milagro).
    Pero que venga de un divulgador que defiende la ciencia y la evidencia, es un poco desalentador.
    Lo que no deja de ser nuevo por que existen libros desde los 80 que analizan el discurso radiofónico. Aunque esto refleja que los pseudoescépticos no son ajenos a perseguir intereses monetarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es.

      Si el que Enrique Ganem defienda cosas patentemente falsas ( como la no toxicidad del metanol ) ya es escandaloso, que luego se desdiga tranquilamente y sin más trámite coloca su caso en una nueva perspectiva.

      Y espera a ver lo que dice sobre el autismo.

      Eliminar
    2. Creo que te va a interesar como Gaméz sonsaca a los demás hablando del tema para pasar mas adelante a desvíarse del tema y cuando habla de la homeopatía y la industria de la homeopatía, de repente se pone a hablar de un montón de cosas para reforzar el efecto en el espectador de que todas esas cosas son iguales (leasé igualmente rídiculas):

      http://senderodefecal1.blogspot.com/2012/08/los-sucios-manejos-de-la-industria.html

      ¡Hace lo mismo que Ganem y el Bonfil!

      Eliminar
  2. Importante nota y buenos argumentos nos brindan, aunque no creo que el Sr. Enrique Ganem lo haga de mala Fe. Y no creo que le paguen un solo centavo las compañias refresqueras. En mi opinion simplemente hace mas amena la platica para sus radioescuchas. Estoy seguro que el Sr. Ganem comete muchos errores, y espero que un sitio como este aclare sin mala fe varios de sus errores o brinde perfectivas diferentes a las que el ofrece.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "aunque no creo que el Sr. Enrique Ganem lo haga de mala Fe"

      ¿Cómo le haces para asegurar cosas opuestas sin enterarte?

      Eliminar
    2. Me parecería bien que si puedes hacer una entrada sobre Mauricio Schwarz, seguramente te servirían sus respuestas de este sitio:

      http://www.formspring.me/elnocturno#!start=317673402930308512

      Me parece incluso mas mentiroso que Bonfil o Ribozyme juntos.

      Eliminar
    3. Le daré mi atención y haré un artículo tan pronto pueda. Por lo que he visto de él, muy bien puede ser como dices.

      Eliminar
  3. Me parece muy interesante la forma en que analizas los programas del Explicador. Por lo que veo también estás muy bien enterado y tienes buenos argumentos. sinceramente creo que nos hacen falta personas con tu talento aunque sinceramente me parece desafortunado que lo emplees en buscar las fallas del Sr. Ganem. Sería más productivo y enriquecedor para todos que hicieras lo mismo que él hace: divulgar la ciencia en lugar de gastarte en sacar a relucir las equivocaciones de él. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu punto de vista se ha presentado muchas veces en este blog. Pero se puede responder una vez más:

      En ciencia, el objetivo fundamental es la búsqueda de la verdad.

      Los errores y falsedades de cualquier tipo son contrarios a este objetivo primario.

      Luego, es igualmente productivo y enriquecedor cualquier esfuerzo y método que lleve a ese objetivo, ESPECIALMENTE cuando se trata de combatir la desinformación intencional.

      Desgraciadamente, los que sostienen tu punto de vista nunca van más allá del planteamiento dogmático de que el corregir la mentira intencional es cuando menos de mal gusto. Sería muy interesante que fueras el primero en respaldar tu punto con algún argumento, por breve que fuera.

      Eliminar
  4. "absuelve a los refrescos de todo efecto pernicioso, a despecho de investigaciones, estudios y hasta recomendaciones de organismos internacionales de salud pública."

    Es casi lo mismo que dice Schwarz:

    "...se dedica a decir que la obesidad es causada por la comida chatarra y los refrescos. Cuando le pedí estudios no los tenía y acabó, como todos estos carteristas, insultándome, le dediqué uno de los tres entremeses aquí:
    http://charlatanes.blogspot.com.es/2010/08/no-dialogos-en-el-infierno.html
    La obesidad la causa una abundancia mal manejada y una mala educación alimentaria. Si eso no se ataca, todo lo demás es hacerse tonto para que algunos vagos vivan de salvamundos sin trabajar y encima adquieran un poder político ilegítimo."

    Tenemos a un Schwarz que no solo niega, sino que se atreve a ir en contra de la misma ciencia que dice defender, por ejemplo este estudio.

    ResponderEliminar
  5. PARECE VIEHJA CHISMOSA JAJAJAJA..

    TRATANDO DE HECHARLE ALA VECINA JEJEJEJEEJJ

    PERDON QUE ME PONGA ANONIMO PERO VA A EMPEZAR DE IGUAL MANERA A MI COMENTARIO

    ResponderEliminar