domingo, 1 de septiembre de 2013

La Religión de la Ciencia V

VI - La doctrina de los escépticos sin crítica

Si bien los seudo-escépticos de todas las jerarquías pontifican continuamente sobre ser cientifiquísimos y esceptiquísimos, en la práctica se puede observar que continuamente niegan las bases de las doctrinas relacionadas al pensamiento crítico y el análisis científico.

Una de esas doctrinas fundamentales es la lectura crítica de la información recibida.

En este artículo analizaré la práctica seudo-escéptica, que es totalmente contraria a las enseñanzas de libros serios sobre el tema de la investigación y obtención de conocimiento.


VIa - El conocimiento y la verdadera actitud crítica

En el capítulo 2 del Manual de medicina basada en la evidencia se lee:

"Lo común es que se dé por sentado que el conocimiento es un bien de consumo que se origina en otra parte - el ámbito del quehacer científico - y que se encuentra bajo el dominio de "otros" - los especialistas de la investigación -; en tal caso hablamos de conocimiento heterónomo.

Desde una perspectiva diametralmente distinta, cuando la experiencia de conocimiento está fincada en el poder de elaboración y reelaboración del propio sujeto, es decir, está bajo su dominio, hablamos de conocimiento autónomo.

La lectura crítica es una aptitud propia de la vía autónoma del conocimiento, se refiere a la elaboración que el lector realiza a partir de las fuentes de información que consulta...Se trata de enjuiciar el escrito, valorar sus fortalezas y debilidades para decidir si constituye o no un aporte a considerar para enfrentar, de mejor manera, la situaciones problemáticas de conocimiento en nuestra experiencia."

En este texto de enseñanza médica se postula que la crítica de lo leído es fundamental para el conocimiento, un conocimiento interior que resulte de la verdadera comprensión y organización por parte del lector de la información recibida, y no simplemente la aceptación ciega de información procesada por figuras de autoridad.

En el siguiente cuadro, tomado del libro antes mencionado ( pág. 7 ), se contrastan las características de las dos perspectivas mencionadas.

Cuadro 2-1.Confrontación de dos perspectivas
divergentes del conocimiento

Perspectiva pasiva Perspectiva participativa
La información es la forma cristalizada del conocimiento. La información es materia prima que es transformada por la crítica, para producir conocimiento.
La credibilidad de la información se funda en el reconocimiento por los expertos de cada campo. La credibilidad de la información estriba en su fortaleza para resistir los embates de la crítica.
El proceso de conocimiento es, básicamente, consumo de información. El proceso de conocimiento es, en lo fundamental, elaboración a partir de la experiencia por medio de la crítica de la información.
El acceso al conocimiento es dependiente del poder de adquisición del consumidor. El acceso al conocimiento es dependiente del poder de elaboración del sujeto cognoscente.

Continúa el referido texto:

"La madurez de la lectura crítica significa que el lector ha aprendido a entablar un "diálogo" o, mejor aún, un "debate" con el escrito, un intercambio donde se confrontan los puntos de vista del(os) autor(es) plasmados en el artículo, con los que el lector ha ido desarrollando a lo largo de su experiencia."

Entonces, el proceso del conocimiento pasa por debatir y criticar lo que se lee, no por aceptar lo leído sin más.


VIb - La realidad seudo-escéptica

Es muy fácil ver que en los hechos, los métodos y prácticas del seudo-escepticismo se ajustan casi exactamente a la perspectiva pasiva del conocimiento y van en contra de la verdadera actitud crítica de la información recibida.

En los sub apartados siguientes se sustenta la afirmación anterior.

VIc - Conocimiento cristalizado

Mientras que según una perspectiva no pasiva el conocimiento es el resultado del procesamiento de la información, en la doctrina seudo-escéptica el conocimiento está ya determinado a despecho de experimentos y, Dios nos libre, observación.

El periodista Eugene Mallove describe este comportamiento en este punto:

"Más a menudo, él obtiene sus conclusiones de teoría fundamental que es supuestamente sacrosanta. Allí reside la falla fundamental de Park y tantos de sus colegas en el establishment de la física. Han abandonado la pequeña curiosidad sobre experimentos científicos que pudieron haber tenido al principio de sus carreras científicas: atacan datos de experimentos que a primera ojeada parecen estar en conflicto con la teoría, sobre la que han concluido una de dos cosas: 1) No es posible que la teoría necesite modificación fundamental, que permitiera la ocurrencia del fenómeno o 2) Es inconcebible que la teoría existente pueda ser aplicada para permitir el fenómeno.

Como se puede leer en muchísimos artículos de este blog, los propagandistas seudo-escépticos son extremadamente repetitivos del argumento de que la homeopatía contradice todas las leyes de la física y la química ( aunque nunca detallen esas violaciones ).

Son incapaces de comprender ( o tienen intereses en engañar ) que la física ha pasado antes por tales "barreras" y que para poder incorporar los nuevos descubrimientos, leyes equivalentes a las que ahora ellos se aferran fueron dejadas de lado  junto con los impedidos de aprender que las defendían a capa y espada.


VId - Reconocimiento de los expertos

Mientras que la búsqueda crítica del conocimiento requiere del debate para probar la fortaleza de la información, la doctrina seudo-escéptica se identifica perfectamente con el conocimiento pasivo y su ponderación del principio de autoridad.

Prueba de ello es lo dicho por el divulgador Martín Bonfil, según se cita en
este artículo:

"R - Por supuesto, aunque en el periodismo el rigor sería con los hechos, con la realidad, en el caso del divulgador el rigor al que está obligado no es tanto con los hechos en sí sino con la versión que presentan los expertos"

Bonfil asegura que aún los hechos deben ceder paso a la interpretación de "los expertos", concordando plenamente con la descripción de conocimiento pasivo y en oposición a las pontificaciones del mismo Bonfil y sus correligionarios de todos los niveles.

Y cuando a pesar suyo se ve requerido a sustentar su información contra argumentos, su respuesta es todo menos debate y soporte:

"Estimados lectores: Grrr es un personaje afectado de sus facultades mentales. Favor de no hacerle caso. Tampoco sé por que esta obsesionado con refutar todo lo que yo o Enrique Gánem decimos (pero gracias por ponerme en la misma lista que él). Si encuentro una forma de bloquearlo de aqui, lo haré. Mientras tanto, recuerden: don't feed The Troll!!"

Bonfil "entiende" tanto de pensamiento crítico que dice que es una obsesión intentar discutir y refutar cada elemento de información recibido.

El resto de los propagandistas seudo-escépticos exhiben comportamientos muy similares ( por ejemplo Enrique GanemMauricio-José SchwarzFernando Frías ), lo que muestra que esta caracterización es perfectamente generalizable.


VIe - Consumo de información

Dice el libro citado:

"Cuando damos el mismo valor a planteamientos débiles o fuertes, a datos de observación espurios o válidos, a ideas superficiales o profundas, lo que hacemos es acrecentar nuestra confusión, degradando nuestro conocimiento, navegando sin rumbo en el océano de la informaicón, víctimas de toda clase de influencias e intereses creados.

Lo anterior subraya que la lectura de consumo es una vía engañosa que no nos conduce al verdadero conocimiento, ya que lo fundamental es la aptitud para cuestionar y enjuiciar la información"

Los maestros seudo-escépticos son notorios creadores de ese ambiente caótico de información contradictoria para confundir a su feligresía y conducirlos a un estado de ignorancia profesada que sirva a sus intereses.

Por ejemplo los casos descritos a continuación:

- Defendiendo al DDT contra información científica abundante y seria.

- Hablando primores de una droga en observación desde tiempo antes y a punto de ser retirada del mercado en varios países

- Defendiendo a los refrescos en contra de información seria e incluso recomendaciones oficiales de instituciones nacionales e internacionales.

- Tergiversando la historia para dar idea de banalidad y tontería en hechos contrarios a sus intereses y contradiciendo libros históricos serios.

En todos ellos y muchos otros que no se citan por economía pero que un lector de este blog conocerá ya en extensión, los maestros del eudo-escepticismo son capaces de cualquier grado de mentira para contradecir cualquier aspecto benéfico de su objetivo, incluso contra hechos bien conocidos, confiados en que su público tiene un nivel de ignorancia o confusión tal que no corren ningún peligro y si pueden ganar mucho.


VIf - Poder de adquisición

Una forma de interpretar la última característica del conocimiento pasivo es entender el poder de adquisición como el grado académico que los seudo-escépticos exigen para otorgar la calificación de legitimidad en la crítica a los propagandistas de su ideología.

Un ejemplo lo proporciona este comentario ( entre las decenas y decenas que dicen lo mismo casi palabra por palabra ):

"Eres un aficionado a la ciencia, entonces eres un simple aficionado, no eres experto en ciencia ni la preparación necesaria para hacer buenas críticas a expertos en divulgación de la ciencia como Martín Bonfil o Enrique Ganem."

Además de reforzar la segunda característica ya analizada, la cita anterior muestra la interpretación planteada: según los seudo-escépticos, no se puede acceder al conocimiento desde el sólo ejercicio del raciocinio y el estudio. Se necesita invertir el capital necesario para considerarse legítimo pensador crítico.


Conclusión

Aunque la reiterada excusa de los seudo-escépticos es que la tipificación de sus males es "mis ideas", un libro de texto los describe perfectamente y muestra que antes que científicos y escépticos, son exactamente lo contrario: consumidores de conocimiento predigerido y fundamentalmente incapaces de ser lo que pontifican ser.


Referencias

Antecedente: Doctrina y Dogmas IV
Continuación: Doctrina y Dogmas VI

2 comentarios:

  1. Hola! apenas encontré tu blog, me encanta! me parece fundamental el análisis del trasfondo conceptual e ideológico detrás de los temas que suelen divulgarse desde una perspectiva completamente ahistórica e ingenua. Lo seguiré... saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus conceptos. Quizá pudieras comentar cómo fué que lo descubriste y si encuentras algún detalle a corregir.

      Eliminar