jueves, 4 de julio de 2013

La Feligresía de la Ciencia IX - Nomenclatura Engañosa

El aficionado a los temas de la ciencia Omarklin discute sobre las diluciones homeopáticas:

"Ja, ja, ja otro chiste, usted si que de verdad me hace reír  Ahora según usted una dilución 3X es 1/1000 ja, ja, ja menos mal que el "experto" en homeopatía es usted.

Mire dejese de ridiculeces (o chistes) y vamos haciéndolo más justo.

Usted dijo que según la farmacopea homeopática “algunas” sustancias no rompían el numero de Avogrado y después de una dilución de 3X todavía tenían ingrediente activo.

Aquí obviamente a usted se le olvido mencionar algunos ejemplos de tales “sustancias”.

¿Por qué no pone el listado?

Y de pasada nos demuestra lo que para usted significa el numero de Avogrado (que obviamente usted no lo sabe, tan no lo sabe que ni siquiera sabe lo que significa una dilución 3X homeopática.).

Espero y tenga acceso a un libro llamado “Organon” (espero y alguna vez lo haya oído mencionar)  ahí en ese libro le explican lo que  es una dilución homeopática 3X, por cierto anteriormente se le conocía como 3CH (Centesimos Hannheman, no se porque ahora usted le llama 3X)."

A continuación se analizan las expresiones anteriores.


I - Las diluciones no son como las pintan

Omarklin dice:

"Ja, ja, ja otro chiste, usted si que de verdad me hace reír  Ahora según usted una dilución 3X es 1/1000 ja, ja, ja menos mal que el "experto" en homeopatía es usted.
 ...
Y de pasada nos demuestra lo que para usted significa el numero de Avogrado (que obviamente usted no lo sabe, tan no lo sabe que ni siquiera sabe lo que significa una dilución 3X homeopática.).

Espero y tenga acceso a un libro llamado “Organon” (espero y alguna vez lo haya oído mencionar)  ahí en ese libro le explican lo que  es una dilución homeopática 3X, por cierto anteriormente se le conocía como 3CH (Centesimos Hannheman, no se porque ahora usted le llama 3X)."

Omarklin está tan segurísimo de que las únicas diluciones son las centesimales, que se permite burlas y sarcasmos.

Y el que le mencionen un tipo de dilución diferente, con todos los datos necesarios para provocar en una mente normal la necesidad de investigar y confirmar, no le hace la menor mella: Omarklin "no entiende" la nomenclatura diferente porque él está seguro hasta la muerte que las diluciones son centesimales y no hay otra forma de diluir algo.


II - Los evangelios canónicos dicen otra cosa

Recordemos la cita del documento NCAHF:

"Remedies are diluted to powers of ten and labeled with combinations of Arabic and Roman numerals (e.g., 3X= 1/1000, 4X= 1/10,000, 3C or 6X= 1/1,000,000, etc.)"

"Los remedios están diluidos en potencias de 10 y se etiquetan utilizando combinaciones de números árabes y romanos. (Por ejemplo: 3X es 1/1,000, 4X es 1/10,000, 3C ó 6X es 1/1,000,000, etc.)"

Entonces, el documento NCAHF, que ni un aficionado tan desaforado como Omarklin podría catalogar de fuente impía del Maligno, establece claramente lo contrario de lo que este aficionado afirma con absoluta seguridad.

Desde luego y como se explica en mi artículo sobre NCAHF y sus argumentos, este documento tiene sus propios problemas. Pero el caso aquí es que uno de los referentes más básicos de la religión del señor Omarklin menciona claramente que existen esas diluciones de las que Omarklin se burla tan conspicuamente.

Y además pone de ejemplo justamente esa equivalencia que le causaba tanta risa:

"Por ejemplo: 3X es 1/1,000"


III - Un caso típico

Como he dicho muchas veces, el exponer estos casos aquí se basa en la premisa de que son altamente representativos de una condición general y homogénea de este culto y no casos puntuales de ignorancia personal, por lo que su estudio arroja luz sobre todo el movimiento seudo-escéptico.

Varias cosas se pueden observar en esta alocución del señor Omarklin:

1 - Uno de los documentos referentes de su sistema de creencias dice exactamente lo contrario de lo que él afirma, lo que muestra que ni siquiera ha sido capaz de documentarse adecuadamente sobre su propio sistema de creencias.

2 - A pesar de la coherencia matemática de la ecuación que se le ofrece, Omarklin la descarta sin más y trata de enfocarse en "ejemplos" de sustancias que no rebasan Avogadro, como si la concentración dependiera intrínseca e invariablemente de la sustancia y no pudiera ser modificada, cosa que es evidentemente un absurdo.

3 - Igual que en muchos otros casos, se vé claramente que Omarklin se aprendió de memoria una cierta doctrina y es incapaz de entender nada más allá de ello, incluso cuando se trata de ecuaciones matemáticas, descartando cualquier idea que se oponga a lo que él memorizó independientemente de su grado de coherencia y sin nunca pensar en documentarse sobre el tema antes de concluir algo.


IV - La religión de la ignorancia

¿Por qué el señor Omarklin no piensa ni por un momento en investigar sobre los argumentos de su oponente antes de deshacerse en carcajadas de burla en su invulnerable seguridad?

Como dije en el punto anterior, esto es una conducta típica de la religión del seudo-escepticismo. Recordemos el caso de Martín Bonfil afirmando que un muerto sigue empeñado o el de Mauricio-José Schwarz afirmando que temer al DDT es cosa de chifladitos. A estos divulgadores nunca les pasó siquiera por la mente revisar sus hechos. Sus creencias están más allá de discusión o verificación y así lo enseñan a su grey, como fácilmente se puede concluir.

Los seudo-escépticos son entonces educados a aprenderse de memoria algo pero nunca a investigar o fundamentar lo que creen o concluyen. Una vez que están seguros de algo, lo están a pesar de cualquier evidencia o prueba, y son capaces de llegar a extremos demenciales con tal de mantener su credo, en lo que he llamado el Síndrome del Licenciado Vidriera.


V - Los olmos cargados de peras

¿Cuál es la importancia de caracterizar la religión seudo-escéptica como el cúmulo de ignorancia profesada que es?

La importancia es que nada de lo que gente tan ignorante e incapacitada diga puede ser verdad salvo por casualidad. Y lo que ellos digan que es posible o imposible no solamente no es cierto sino en muchos casos es exactamente al revés, independientemente de cuánto pontifiquen sobre lo científicos y escépticos que son.

Entonces, ni la homeopatía ni la acupuntura ni todos sus otros objetos de odio, especialmente los del área médica, están fehacientemente juzgados y condenados por que ellos dicen que si. Muy al contrario, la enorme mayoria de lo que ellos condenan tiene un valor terapéutico real que ellos están terminalmente incapacitados de ver.


Conclusión

Continúa la racha perfecta de ignorancia e incapacidad del seudo-escepticismo.


Referencias

Antecedente: Ley del Embudo Científico
Continuación: Historia Científicamente Mejorada

2 comentarios:

  1. Impresionante fue saber que Omar Klin es ingeniero en comunicaciones y electrónica, y si querer pecar de ad-hominem, parece un tanto absurdo que un ingeniero cometa errores básicos de tal calibre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay ad hominem en contrastar el discurso con la práctica.

      En todo caso da pie para analizar la patología seudo-escéptica más a fondo: si es que el señor Omarklin es capaz de entender la existencia de cosas que ignora a partir de evidencia coherente, podríamos deducir que el daño cognoscitivo del seudo-escepticismo está localizado y no afecta al sujeto en todas las áreas.

      De lo contrario, habría que concluir que quizá haya una relación causa-efecto entre el nivel intelectual del seudo-escéptico y su afiliación al culto de marras, lo que reforzaría las conclusiones de aquellos irreverentes de la Universidad de Brock

      Eliminar