martes, 8 de diciembre de 2015

Alimentación VIII - Refrescos Mitológicos IV

En el artículo anterior de esta serie, mostré cómo Enrique Gánem, ignorando ( o esperando que su público ignore ) el concepto de conflicto de interés, defiende a los refrescos en general y a  Coca-Cola en particular mientras se beneficia de distinciones y promoción por parte de esa compañía.

En este artículo mostraré que el caso anterior no es sobre un divulgador inocente que hace cosas buenas que parecen malas, sino que se trata de los que se relacionan con una compañía que gusta de comprar conciencias.


I - La Noticia

El 10 de octubre de 2015, el prestigiado diario Times de Londres publicó la siguiente noticia:

"Una organización benéfica británica constituída para promocionar ciencia basada en evidencia recibió más de 20,000 libras esterlinas de Coca-Cola y entonces cuestionó investigación crítica a las bebidas azucaradas.

Sense About Science, que fué constituída en 2002 para "cambiar la discusión pública sobre ciencia y evidencia", tiene a Simon Singh, el autor y periodista, y Nick Ross, el presentador, en su consejo de administración. La organización benéfica recibió 20,681 libras de la compañía entre 2012 y 2013, dijo. Reveló a Coca-Cola como financiador pero no mencionó la relación cuando publicó críticas a investigaciones sobre los aspectos negativos de los refrescos"

El día anterior, el mismo diario publicó otra nota relacionada:

"En abril, un estudio de la Universidad Loughborough llegó a los titulares alrededor del mundo con una conclusión sorprendente: que no beber suficientes fluídos antes de manejar era tan peligroso, en algunas circunstancias, como manejar borracho.

Los reportales citaron a Ron Maughan, profesor de nutrición para deporte y ejercicio, quien advirtió que la deshidratación era un "peligro no reconocido" para los conductores. La mayoría de los reportajes no mencionaros que el estudio estaba financiado por el Instituto de Hidratación Europeo ( EHI por sus siglas en inglés ), un organismo sin fines de lucro constituído para promover los beneficios de la hidratación.


Ninguna reveló que el EHI estaba financiado al son de 6.6 millones de libras por Coca-Cola."

Una nota más de esa misma fecha denuncia:

"Coca-Cola ha vertido millones de libras en investigación científica británica e iniciativas de alimentación saludable para contrarrestar afirmaciones de que sus bebidas aydan a causar obesidad, revela una investigación de The Times.

El gigantes de las bebidas, un patrocinador principal de las Olimpiadas, la Copa Mundial FIFA y la Copa Mundial de Rugby, tiene lazos financieros con más de una docena de científicos británicos, incluyendo consejeros en salud del gobierno y otros que arrojan dudas sobre el lazo comúnmente aceptado entre bebidas azucaradas y la crisis de obesidad"

Como se puede ver, la compra de la organización Sense About Science no es Un Hecho Aislado(MR).

Los múltiples casos citados demuestran que el comprar a merolicos dispuestos a venderse es una política corporativa de Coca-Cola para contrarrestar los efectos de la información pública sobre los nocivos efectos de las bebidas azucaradas en general y los refrescos en particular.


II - Los Corruptos Serán Ellos, No Yo

Como se puede ver en las citas de la primera y tercera notas de la sección anterior, los sujetos "con lazos financieros con Coca-Cola" se dedicaban a arrojar dudas sobre la información problemática para las ventas de esa compañía.

Contrastemos ese modus operandi ya caracterizado con algunas de las frases de Enrique Gánem citadas en artículos anteriores sobre el tema de los refrescos:

"¿Cuánta gente se está cayendo muerta en las calles por tomar refresco? Cero."

"Claro está, si es ud. diabético e insiste en tomar azúcar en lugar de los refrescos light..."

"no va a ser el refresco el que le va a producir el problema. Va a ser su falta de responsabilidad para tratarse un problema de salud que ya tenía de antes."

"Estos refrescos tomados de manera racional no tienen absolutamente ningún efecto negativo en la salud. Así de fácil"

Ganem exculpa a los refrescos de todas las formas imaginables, desde sugerir que los refrescos "light" son sustitutos de azúcar adecuados para los diabéticos, hasta afirmar explícitamente que todos y en general son absolutamente inofensivos.


III - Según El Sapo Es la Ciencia

Aunque afirmar que nos hallamos ante un caso más de corrupción como el de Sense About Science está fuera de mis capacidades e intención, es muy obvio que el que Ganem esté relacionado así con una compañía probadamente corrupta y haga esa promoción abyecta y mentirosa de los refrescos es suficiente razón para preguntarse qué hay más allá del "simple" conflicto de interés que demostré en el artículo anterior de esta serie.

Sin embargo, esta coyuntura de duda no es nada nuevo. Los predicadores seudo-escépticos continuamente van más allá de la frontera de la ética y la verdad. Casos concretos como el del aspartame, el de Cervarix/Gardasil o el de Paxil/Seroxat muestran que al igual que la enorme mayoría de sus coleguitas, Ganem está mucho más interesado en mantener la ortodoxia doctrinaria que en investigar y difundir la verdad.

Finalmente y como se ha visto con casos como el de Randi y su confusión entre lactosa y ácido láctico, los predicadores seudo-escépticos siempre cuentan con el altísimo grado de ignorancia y estupidez de su público a la hora de hacer sus excursiones al terreno de la mentira y la simulación, confiados ( como el proverbial pastor que conoce sus ovejas ) en que la mayoría creerá absolutamente cualquier cosa que ellos digan, como lo muestran una enorme cantidad de comentarios dejados en este blog:

"Eres un aficionado a la ciencia, entonces eres un simple aficionado, no eres experto en ciencia ni la preparación necesaria para hacer buenas críticas a expertos en divulgación de la ciencia como Martín Bonfil o Enrique Ganem. Sino como explicas que tu blog tiene tan pocas visitas?"   Referencia

"En verdad es este un blog dedicado expresamente a criticar lo que Ganem dice en su programa? De verdad es triste. Te colocas voluntariamente en la sombra de otra persona para tratar de aprovechar su popularidad. Partes de una posición negativa, sin crear o aportar nada original, simplemente esperando a ver que dice otra persona para contradecirla. Y mira que ni conozco a Ganem ni a su programa."   Referencia

"muchas de las cosas que dice el señor Ganem las he comprobado con mi experiencia como profesionista y las he confirmado con la experiencia de los demas profesionistas, el señor Ganem ha aclarado muchas veces que no tiene la verdad absoluta, pero sin embargo en lo que dice es coherente, basado en las cuestiones cientficas, y hechos reales que fundamentan cada idea que expresa, no creo que tu hayas estudiado ciencia asi que por eso no culpo tu inquietud e inconformismo; pero pues si no te gusta pues no lo escuches nadie te esta obligando y parace que esta pagina solo es para desprestigiarlo, que mal plan de tu parte amigo yua que no hay muchas personas divulgadoras de la ciencia en Mexico y que tu andes criticandolo asi parece desagradable"    Referencia

"Ustedes son unos pendejos, dejen de criticar a Enrique Ganem y si se sienten muy inteligentes divulguen la ciencia. Cómo el lo hace."   Referencia


Conclusión

Nuevamente se descubre a los predicadores seudo-escépticos asociados a compañías corruptas y haciendo cosas "sospechosas".


Enlaces

Antecedente: Refrescos Mitológicos III

2 comentarios:


  1. "¿Cuánta gente se está cayendo muerta en las calles por tomar plomo derretido? Cero."

    "Claro está, si es ud. humano e insiste en tomar plomo derretido en lugar de los refrescos light..."

    Si es que esos argumentos convencen a cualquiera (a sueldo), incluso sirven para todo, dan mucho de sí. XD

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso es que todos los seudo-escépticos se ponen catatónicos cuando se les pregunta en serio: su culto opera como una selección darwiniana a la inversa, donde sólo los más estúpidos permanecen.

      Creo que si bien los disparates que se tragan los seguidores de Ganem son de campeonato, nadie le gana a la recua de Princeton que escuchaba a Randi. Esos si valen lo que cuestan en la escala de imbecilidad seudo-escéptica.

      Eliminar