viernes, 3 de abril de 2015

El Sacerdocio de la Ciencia XXI - Estupidizando La Física

Luis Alfonso Gámez es otro conocido propagandista del negacionismo de la homeopatía. En este artículo se analizan algunas de sus afirmaciones al respecto.


I - Las afirmaciones

En este artículo, Gámez narra su encuentro con personas partidarias de la homeopatía y algunas de sus afirmaciones con respecto a la homeopatía, entre las cuales hay un párrafo que llama la atención:

"El problema, he respondido, es que las bases de la homeopatía van contra lo que sabemos de química y fisiología, y que no hay ningún mecanismo por el que una sustancia diluida infinitesimalmente hasta que no queda una molécula pueda tener efecto alguno. La respuesta de mi interlocutor ha superado mi capacidad de asombro. Yo me esperaba que hablara de la memoria del agua o algo así; pero Basauri ha ido mucho más lejos.

“No tenemos la última respuesta de cómo funciona la homeopatía; pero sí sabemos cómo no: a través de los mecanismos clásicos de molécula-receptor. Los que decís que la homeopatía no es científica os apoyáis en conceptos y argumentos del siglo XIX. Hoy, la ciencia que explica cómo funciona el Universo es la física cuántica”. Entonces, le he preguntado: “¿Me estás diciendo que los mecanismos de la homeopatía se encuentran en la física cuántica?”. “¡Claro!”, me ha respondido. En ese momento, he tirado mentalmente la toalla y me he acordado del manopuntor coreano y de la reikióloga que, en el episodio de Escépticos sobre terapias alternativas, decían detectar una energía indetectable todavía para la ciencia porque no estamos lo suficientemente adelantados."

Como se ve, Gámez usa el conocidísimo argumento seudo-escéptico de que la homeopatía viola principios físicos y químicos indiscutible y absolutamente seguros. O como lo dijo su compadre de piquete de ombligo Mauricio-José Schwarz ( citado en este artículo ):

"Sí. Sin duda. Viola el concepto mismo de la causalidad, la relación directamente proporcional de causa-efecto, la idea del universo material, todo lo que sabemos que sí sabemos."

Gámez incluso se permite preguntarle a un físico tan reconocido como Juan Ignacio Cirac sobre el tema:

-Hace tres años, un médico que trabaja para la multinacional homeopática Boiron me dijo que los mecanismos de la homeopatía se encuentran en la física cuántica.

-(Se queda con cara de asombro.) Creo que mi cara lo dice todo, ¿no? No soy ningún experto, pero las explicaciones que he visto que dan de la homeopatía a través de la física cuántica no tienen, desde luego, nada que ver con la física cuántica que los físicos cuánticos hacemos.

Y por tanto, la expresión de que la homeopatía se basa en fenómenos cuánticos le parece tan absurda que ni se le ocurre argumentar su oposición con ideas claras y científicamente sólidas, ni siquiera a sus lectores, a los que se supone intenta enseñar  pensar crítica y científicamente.


II - Física o Filatelia

Una frase, atribuida tanto a Wilfred Trotter como  Ernst Rutherford, dice:

"Toda ciencia es o bien física o bien filatelia"

lo cual coincide con las palabras del reconocido físico John Gribbin, quien en su libro En Busca del Gato de Schrödinger,  además de atribuir a Rutherford la frase anterior, explica que toda la química moderna está fundamentada en la mecánica cuántica.

La página de introducción a la mecánica cuántica de la Universidad de Waterloo, Canadá, dice:

"La mecánica cuántica es la base de la química, porque trata con partículas subatómicas, así como átomos, moléculas, elementos, compuestos y sistemas mucho mayores."

Todo lo anterior ya puede darnos una idea de el nivel de cultura ( o intenciones ) de alguien, aunque sea un físico reconocido, que se ríe del argumento de que una disciplina basada en diluciones tiene mucho qué ver con la mecánica cuántica.

Físico que por otro lado, se reconoce no experto en la materia, con lo que su cita por parte de un supuesto partidario del pensamiento escéptico es un movimiento obviamente propagandístico ya que la opinión de alguien ajeno al tema carece de relevancia.


III - La Ciencia Que Los Esceptiquísimos Se Hacen Que No Ven

Como se citó en este artículo:

"Medimos índices de relajación NMR ( resonancia magnética nuclear por sus siglas en inglés ) de protones de agua R1 y R2 a 20 MHz en diluciones ultra altas (rango 5.43 · 10− 8 M–5.43 · 10− 48 M) de histamina en agua (Hist-W) y en solución salina (Hist-Sal), preparadas por diluciones centesimales iterativas bajo agitación vigorosa en condiciones atmosféricas controladas. Agua y solución salina fueron tratadas de forma similar y simultánea, como controles. Las muestras fueron inmediatamente  selladas en los tubos para NMR tras la preparación, y entonces codificadas. Seis series independientes de preparaciones fueron realizadas, representando cerca de 7000 mediciones ciegas.
...
Todos esos resultados apuntan a un estado más organizado de agua en las muestras no calentadas, más pronunciadas en las soluciones de histamina que en los solventes, dependientes del nivel de dilución. Se sugiere que estructuras supramoleculares estables, relativas a nanoburbujas de gases atmosféricos y agua altamente ordenada en torno a ellas, fueron generadas durante el paso de la vigorosa agitación mecánica en la preparación, y destruidas tras el calentamiento. Las moléculas de histamina podrían actuar como centros nucleares, amplificando el fenómeno que así fué detectado a altos niveles de dilución" 

Cualquiera con una mediana capacidad de lectura de comprensión y ganas de aprender puede buscar el significado de resonancia magnética nuclear. Por ejemplo, la Wikipedia dice:

"La resonancia magnética nuclear (RMN) es un fenómeno físico basado en las propiedades mecánico-cuánticas de los núcleos atómicos. RMN también se refiere a la familia de métodos científicos que explotan este fenómeno para estudiar moléculas (espectroscopia de RMN), macromoléculas (RMN biomolecular), así como tejidos y organismos completos (imagen por resonancia magnética)."

Entonces, un experimento científico serio que usa fenomenología cuántica detecta un fenómeno real en diluciones que van más allá de Avogadro, aunque un físico reconocido se burle de ello y un predicador lo cite como autoridad aun cuando el físico declara ( para efectos legales ) que NO es autoridad en la materia.


IV -  El Engaño Seudoescéptico Y Sus Cómplices

A estas alturas, el lector ya debería estar en capacidad de obtener cuando menos tres conclusiones:

Conclusión 1
La homeopatía si tiene que ver con fenómenos relacionados con la mecánica cuántica.

Conclusión 2
Luis Alfonso Gámez miente cuando presenta esta idea como algo tan ridículo que no necesita argumentos, con lo que demuestra una ignorancia y/o mala fé que lo descalifican para ser considerado fuente de cualquier información científica, según su compadre de piquete de ombligo Schwarz, que dice ( como se cita en este artículo ):

"La credibilidad de un periodista no está en un alto promedio de aciertos, sino en ocuparse de buscar la verdad y presentarla después de contrastar fuentes, cotejar, buscar y redactar con honradez.
 ...
Si el periodista no es riguroso siempre, no es fiable nunca."

Conclusión 3
Hay científicos reconocidos dispuestos a prestarse al engaño seudo-escéptico ( claro, con una cláusula de letra MUY pequeña que los exima de problemas como el "no soy experto" de Cirac ).


Como se puede ver, son conclusiones simples que requieren apenas una capacidad mínima de lectura de comprensión y un interés también básico por la realidad.

Y la realidad es que, como se ha documentado muchas veces en este blog, los pastores seudo-escépticos siempre recurren a herramientas emocionales cuando se topan con un tópico fundamental.

En lugar de explicar racionalmente por qué, según él, la mecánica cuántica no tiene nada qué ver con una dilución, Gámez hace ilusionismo argumentativo distrayendo la atención de sus lectores con la burla de "tirar la toalla" y la referencia a algo ridículo, de modo que al igual que en las ilusiones visuales, el público vea lo que él necesita que vea, que como ya analicé, no es la realidad.


Conclusión

Se confirma una vez más que el argumento seudo-escéptico es puro engaño intencional.


Referencias

Antecedente: Otra Vez La Chifladura De La EPA
Continuación: Charlatanería Científica I


No hay comentarios.:

Publicar un comentario